Logo Logo
Cargando...

Efectividad de la punción seca

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

En los últimos años ha habido un gran auge de la punción seca (1) como método de tratamiento fisioterápico de diversas lesiones músculo-esqueléticas. Participa en nuestra Formación sobre punción seca. Pulsa aquí. Es debido en su gran mayoría a la eficacia y efectividad que produce esta técnica, también porque se consigue una reducción en los tiempos de recuperación de la lesión. Cada vez es más conocida en la sociedad y más demandada, ¿pero por qué? Porque funciona. Existen numerosos estudios y suficiente evidencia hoy en día para afirmar que es una maniobra segura, fiable y eficaz. Pero por supuesto, también tiene sus efectos secundarios y algunas contraindicaciones.

¿Qué es la punción seca?

La ?dry needling? es una técnica invasiva (2) que pertenece al terreno de la Fisioterapia y usa como medio físico una aguja de metal (ya se fabrican expresamente de punción seca y no es necesario usar las de acupuntura) que se  introduce a través de la piel del paciente produciendo un estímulo mecánico, empleado para el tratamiento de determinadas patologías. Al realizar esta maniobra, no se emplea ningún fármaco u otro agente químico por el profesional a través de esta barra metálica; al contrario de otras técnicas médicas tales como: infiltraciones, vacunas e intervenciones estéticas (1).

Comúnmente, se cree que la punción seca se emplea para eliminar contracturas o  ?nudos?, aunque lo correcto o acertado es afirmar que su uso se enfoca en el tratamiento del síndrome del dolor miofascial (1). El síndrome de dolor miofascial es un conjunto de signos y síntomas que son causados por los puntos gatillos miofasciales. Se piensa que dicho síndrome posee un componente de dolor cónico y su causa reside en la contracción reiterada de uno o varios músculos durante movimientos repetitivos (2). Los ?puntos gatillos? son nódulos irritables, dolorosos y palpables que se encuentran dentro de una banda muscular muy tensa. Producen debilidad y fatiga en el músculo, además de dolor. Restringen el movimiento y provocan descoordinación en las diversas actividades de la vida diaria (3).

 

 

Imagen de KineApp

¿Esta técnica la puede realizar cualquier profesional?

No, no y no. Simple y llanamente, no. ¿Por qué? Primeramente, es una técnica invasiva que como hemos visto, consiste en introducir una aguja en el cuerpo del paciente; que al penetrar en el medio interno, puede contactar con estructuras tales como vasos sanguíneos o nervios. Además, para conseguir la efectividad en el tratamiento y realizar una maniobra perfecta y depurada, es necesario un profundo conocimiento de la anatomía humana y un gran desarrollo del tacto para un correcto diagnóstico de los puntos gatillos miofasciales. Es evidente que únicamente los/as fisioterapeutas tienen los conocimientos y la competencia para llevar a cabo esta maniobra, ya que tratar lesiones musculo-esqueléticas valiéndose del uso de agentes físicos es únicamente competencia suya: usan el estímulo mecánico de la aguja sin ningún agente químico (1).

Segundo, no todos los/as fisioterapeutas pueden llevar a cabo una sesión de punción seca, ¿por qué? Porque al basarse en la introducción de una objeto extraño en la piel conlleva cierto riesgo y suma complejidad en su realización, debido a ello hay que realizar una especialización en este campo obligatoriamente. En dicha especialización se enseña y se practica el protocolo a seguir, tanto teórico como práctico; se evalúa la posibilidad de usar o no esta maniobra, se aprenden las diferentes posiciones que tienen que adoptar tanto pacientes como fisioterapeutas durante el transcurso de la sesión de punción seca y lo más importante de todo: se define fielmente qué longitud y calibre se ha de usar, por dónde, en qué dirección, cuánta profundidad y cómo se ha de introducir la aguja en cada músculo del cuerpo; evitando así cualquier complicación secundaria (llegar a vasos sanguíneos importantes, nervios, ganglios u órganos).

Imagen de Fisioterapia-online

Por todos los argumentos anteriores, no cualquiera está preparado ni autorizado para usar la punción seca como técnica de fisioterapia preventiva o terapéutica. Consejo adicional: cuando acuda a su fisioterapeuta de confianza, si alguna vez éste le sugiere la posibilidad de emplear esta técnica, amablemente le puede sugerir que le muestre el título de especialista que ostenta en dicha técnica. Usted ganará en salud y en tranquilidad. En la imagen anterior a este párrafo se puede observar un claro ejemplo de cómo NO realizar una técnica de punción seca: claramente se ve que el profesional no está usando guantes, ERROR.

¿Es efectiva? Evidencia científica al respecto

Lo primero de todo, ¿por qué usa una aguja? Para desactivar el punto gatillo. ¿Y tiene que usarse este instrumento metalizado sí o sí? Pues bien, puede no usarse y utilizar otras técnicas para lograr el éxito terapéutico y que además no son invasivas, por ejemplo: termoterapia, electroterapia, ondas de choque, láser, compresiones isquémicas, estiramientos con spray frío, etc (1,4). Pero la ?técnica reina? de todas ellas, sintiéndolo mucho, es la punción seca. Es posible usar otras técnicas de esta categoría, aunque menos efectivas, como: infiltraciones, inyecciones de toxina botulínica, etc. Pero vayamos a la pregunta y/o afirmación de este apartado, ¿es efectiva la punción seca? ¿Hay evidencia científica que respalde su uso? La respuesta es? ¡SI! Argumentos que defienden esta postura:

Se ha visto que los causantes de gran parte de esas contracturas y tensiones son los denominados puntos gatillos miofasciales, y diversos estudios (5, 6, 7) han arrojado luz sobre qué técnica es más efectiva para eliminarlos o inhibirlos, ¿adivináis cuál? La punción seca.  En los estudios antes mencionados se compara el uso de la punción seca y la infiltración en el tratamiento del punto gatillo, el resultado da como ganadora a la punción seca. Otros estudios (8, 9, 10) defienden el uso de la punción seca frente al resto de técnicas de fisioterapia relacionadas a esta categoría, ya que ésta produciría muchas menos complicaciones y daños en los tejidos que atraviesa, además de no introducir ninguna sustancia química en el cuerpo del paciente.

Una revisión de unos de los padres de la ?dy needling?, David G. Simons (13) muestra la comparativa de diversas técnicas y su efectividad en el tratamiento del punto gatillo. Divide las técnicas en 2: terapia manual e invasiva. En la terapia manual aúna una serie de maniobras: spray frío + estiramiento posterior, liberación rítmica pasiva, liberación rítmica activa y liberación por presión. Simons describe que para el tratamiento inicial del punto gatillo estaría indicado el uso de terapia manual y que si éste no funciona, avanzar al tratamiento invasivo; el cual obtiene los mejores resultados en comparación con la terapia manual y con las infiltraciones, tal y como ocurrió en los otros estudios (5, 6, 7)

Vale, parece que funciona, ¿pero qué hace realmente la aguja para ?curar?? La introducción de este objeto metalizado en los tejidos (para trata el punto gatillo) produce un estímulo mecánico que conlleva una cascada de respuestas fisiológicas en el organismo. Es un proceso sumamente complejo en el que ciertos conocimientos básicos de fisiología humana son indispensables, por ello, ahí va un breve resumen de lo todo que ocurre (11):

 

  • Al introducir este objeto metalizado y llegar al punto gatillo, se produce una respuesta de ese mismo músculo, conocida como respuesta de espasmo local. Esta respuesta duele.
  • Esta sensación producida por la acción mecánica se transmite por unas vías nerviosas que mandan esta nueva información a los centros nerviosos superiores.
  • Los centros nerviosos superiores estudian la información recibida y elaboran una respuesta o varias acorde a ella, mandándolas por otras vías nerviosas. Dichas respuestas pueden ser: dolor, sudoración, espasmo del músculo, etc.
  • Con la punción seca, se ha visto que se consigue estimular ciertas fibras nerviosas y se produce una inhibición que provoca que la información dolorosa no llegue con tanta señal a los centros nerviosos superiores.
  • Además, gracias al estímulo de esas fibras nerviosas antes mencionadas, se activan unos sistemas que inhiben el dolor; por lo que tenemos un 2x1 y menos dolor.

¿Qué tal un resumen? Pues ocurren muchos más fenómenos. Cuando la aguja llega al punto gatillo provoca un estímulo mecánico y un estiramiento del músculo ?lesionado?, esto bloquea el proceso de crisis energética, produce una relajación refleja del músculo, inflamación (un ligero edema), restablece la circulación sanguínea, mejora la evacuación de sustancias algógenas y estimula al propio organismo para que responda creando los mecanismos de reparación de los tejidos (12). En conjunto, todos estos procesos ayudan a la restauración y equilibrio de la zona lesionada, ya que de tanto estimular al músculo se produce una relajación refleja y por consiguiente la eliminación o inhibición de los puntos gatillos miofasciales (los causantes del posible síndrome de dolor miofascial). Ahora ya no se ve con tan malos ojos a la punción seca, ¿verdad?

Aspectos "negativos" de la punción seca  contraindicaciones 

Cualquier persona que haya experimentado en su propio cuerpo una sesión de punción seca puede asociar el principal aspecto negativo de esta técnica: dolor. ¿Duele mucho? Depende. ¿De qué? Del paciente, de la patología y de la fase de la lesión (frase original de José Manuel Fernández Rodríguez). Especialmente depende del paciente y de cómo tolere el dolor. Hay veces que el dolor es una molestia sumamente tolerable y en otros casos, es imposible finalizar la sesión porque el paciente no aguanta más.

Como ejemplo sencillo que cualquier  persona  puede entender: imagínense la situación de estar durmiendo plácidamente y de repente les despierta un calambre muy fuerte y repentino en uno de sus gemelos (pantorrilla). Todos lo hemos sufrido alguna vez, es bastante molesto e irritante. Pues una sensación parecida se recrea al introducir la aguja en el músculo y alcanzar el punto gatillo. El músculo que se está tratando se contrae de forma repentina, violenta e involuntaria (respuesta de espasmo local); tal y como se produce cuando se ?sube el gemelo?.

Imagen de APECFW

Otro inconveniente y no menos importante, es el dolor residual o dolor post-punción que se mantiene durante las siguientes 24-48 horas (algunos casos incluso 72 horas). Al haber estado introduciendo un aguja en el cuerpo y al haberse producido unas contracciones musculares muy intensas, se produce una pequeña inflamación en la zona, sangrado, lesiones tisulares (no hay que olvidar que este objeto empleado es afilado y de metal, por lo que destruye algunos tejidos a su paso) y ?cansancio muscular?; por lo que el pobre músculo queda. En estas horas posteriores a la técnica se refiere esta incómoda molestia, ligera limitación de la movilidad de la zona afectada e incluso sensación de mareos.

Mención obligatoria refiere la posibilidad de producir una lesión al introducir la aguja, por muchos conocimientos anatómicos que se posean y años de experiencia realizando esta técnica, no todas las personas son iguales y alguna de ellas puede presentar ?alteraciones estructurales? tales como: nervios y vasos sanguíneos que siguen un recorrido diferente al normal. Cuando esto ocurre y la aguja contacta con alguna de estas estructuras, va a producir un dolor agudo (ardiente, punzante y más molesto en los nervios) y un posible moretón residual (en el caso de los vasos sanguíneos). También es posible perforar estructuras vitales tales como: pulmones, riñones u otros órganos. Sólo ocurre cuando se usa un tamaño inadecuado o se introduce en la dirección incorrecta. Si se diera el caso de lesión en algún órgano interno, acudir inmediatamente a Urgencias.

Para terminar se van a mencionar algunas contraindicaciones que tiene la punción seca. La gran mayoría de todas ellas son relativas pero hay que conocerlas en profundidad: personas con fobia a las agujas, niños (se desconoce a partir de qué edad es tolerable su uso, aunque hay evidencia en neuropediatría acerca de su uso), personas que presenten problemas de inmunodepresión o de coagulación, personas con infecciones sistémicas agudas, casos de alteraciones sensitivas (parestesias), linfedemas, hematomas, tumores, hipotiroidismo, zonas cercanas donde exista material de osteosíntesis e implantes, embarazadas, pacientes psiquiátricos o con enfermedades contagiosas, personas que sufran de epilepsia, alergias a metales y casi el más importante de todos: cuando el paciente no nos da su consentimiento explícito ni firma el consentimiento informado  (11, 14).

 

Imagen de Kebuena.com

Un último apunte, siempre existe el riesgo de posible infección al tratarse de una técnica que perfora la piel. ¿Cómo evitarlo? Muy fácilmente. Si su fisioterapeuta toma las medidas precisas y adecuadas que le enseñaron durante su especialización: uso de guantes (látex u otro material), limpieza y desinfección de la zona de piel a perforar (se puede hacer con diferentes productos: clorhexidina 0,5%, alcohol isopropílico 70%), empleo de agujas de un solo uso, estéril, conocer y aplicar todos los conocimientos adquiridos para no causar ningún daño e introducir la aguja correctamente con todos y cada uno de sus parámetros. Siguiendo así el protocolo de actuación, los pacientes no tienen por qué sufrir ningún riesgo.

Conclusiones

Hoy en día existe numerosa evidencia científica de calidad (gracias especialmente a D. Simons, J. Travell y O. Mayoral) acerca del uso de la punción seca y su eficacia en el tratamiento de lesiones musculo-esqueléticas, especialmente en el síndrome de dolor miofascial. En comparación con otras técnicas, la punción seca es considerada la mejor por sus resultados. Es una técnica que compete exclusivamente al terreno de la Fisioterapia y es de obligada realización una especialización para dominar con pulcritud su realización. La punción seca conlleva ciertos riesgos al ser una técnica invasiva y también algunas contraindicaciones que el profesional sanitario ha de conocer.

Bibliografía

1) Mayoral del Moral O, Torres-Lacomba M. Invasive physiotherapy and dry needling: report on the efficacy of needling in the treatment ofmyofascial pain syndrome and its use in Physiotherapy. Cuest.fisioter [serial on he Internet]. 2009 Sep [cited 2018 Sep]; 38 (3): 206-217. Available from: https://elblogdelospuntosgatillo.files.wordpress.com/2012/11/informe-puncic3b3n-seca2.pdf

2) Mayo Clinic [homepage on the Internet]. Minnesota: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018 Jun [updated 2018 Jun; cited 2018 Sep]. Available from: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/myofascial-pain-syndrome/symptoms-causes/syc-20375444

3) Martín Romero, P. Puntos gatillos miofasciales, Universidad de la Rioja. Dialnet [serial on the Internet]. 2016 [cited 2018 Sep]; 37(3): 28-43 : Available from: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5784153

4) Facultad de Medicina, Universidad de Sevilla [homepage on the Internet]. Sevilla: Universidad de Sevilla; 2013 Aug [updated 2013 Aug; cited 2018 Sep]; [about 3 screens]. Available from: https://es.slideshare.net/LOLFERBUR/puncin-seca-en-el-tratamiento-de-los-puntos-gatillo-rehabilitacin

5) Hong C-Z. Lidocaine injection versus dry needling to myofascial trigger point. The importance of the local twitch response. Am J Phys Med Rehabil. 1994 Jul-Aug; 73 (4): 256- 63. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8043247

6) Garvey TA, Marks MR, Wiesel SW. A prospective, randomized, double-blind evaluation of trigger-point injection therapy for low-back pain. Spine. 1989 Sep; 14 (9): 962-4.  Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2528826

7) Venancio Rde A, Alencar FG, Zamperini C. Different substances and dry-needling injections in patients with myofascial pain and headaches. Cranio. 2008 Apr; 26 (2): 96- 103. Available from: https://sci-hub.tw/10.1179/crn.2008.014

 

Autor: Eduardo García Oliva

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Barreras y facilitadores para la práctica del ejercicio físico en pacientes con espondiloartritis
Autor: Bárbara Flores
Autocuidado digital en el manejo de los trastornos musculoesqueléticos
Autor: Bárbara Flores
Tratamientos de fisioterapia para los trastornos temporomandibulares
Autor: Bárbara Flores
Eficacia de la Realidad Virtual Inmersiva en Pacientes con Dolor Cervical
Autor: Bárbara Flores

Publicaciones relacionadas

Punción seca para el tratamiento de lesiones musculoesqueléticas
Autor: Óscar Carrero
MAPS Therapy: Rehabilitación funcional de la mano y el miembro superior
Autor: Ana Rosella Vargas Sáenz
Efectos hormonales de los agentes físicos en pacientes con osteoartritis
Autor: Juan Carlos Aguilar Palomares
Otalgia secundaria. ¿Qué es? ¿Por qué se produce? Principales síntomas y tratamiento desde la fisioterapia
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
Logo Logo
Espere un momento ...