Logo Logo
Cargando...

Efecto de diferentes comandos verbales sobre los cambios de grosor del multífido lumbar

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

El dolor lumbar es considerado como un síndrome en el cual aparece principalmente dolor localizado entre la región sacro-dorsal y en ocasiones, puede afectar a la región glútea e incluso generar impotencia funcional. La etiología de la mayoría de los dolores lumbares crónicos es la alteración de las estructuras que componen la columna vertebral como ligamentos, músculos, discos y vertebras y su producción puede ser tanto traumática como por sobreesfuerzo, por mala higiene postural, debilidades musculares o sobrecargas mecánicas.

Evidencia neurofisiológica sugiere que la musculatura profunda del tronco, es decir, el transverso del abdomen (TrA) y el multífido lumbar (LM) está alterada en personas con dolor lumbar crónico. El LM tiene uniones intervertebrales directas, lo que le brinda mayor capacidad para proporcionar estabilidad intersegmental. Sin embargo, las personas con dolor lumbar crónico demuestran atrofia del LM, la cual es ipsilateral a los síntomas, además de activación muscular retardada y / o reducida.

Debido a esto se ha planteado la hipótesis de que la falta de control motor fino de este músculo debe abordarse como parte del tratamiento de la estabilidad lumbar para reducir el riesgo de episodios recurrentes  de dolor lumbar y una mayor discapacidad. A continuación, analizaremos un artículo publicado por Wang-Price en la revista Journal of Manual and Manipulative Therapy donde se plantea la efectividad de diferentes comandos verbales para conseguir la activación y aumento del grosor del LM.

Metodología

Diferentes investigaciones han planteado que el ejercicio de estabilización de la columna vertebral combinado con ?feedback? resulta efectivo para aumentar la calidad de la contracción del LM y transverso del abdomen, además de ser eficaz en la rehabilitación del dolor lumbar debido a la realización de contracciones isométricas que favorecen la estabilización espinal.  Para maximizar los efectos de estos ejercicios isométricos de estabilización, los terapeutas a menudo usan varias instrucciones o comandos verbales para facilitar el reclutamiento muscular del LM.

El propósito del estudio fue evaluar si tres instrucciones verbales diferentes alterarían o no el grosor muscular del músculo LM en individuos asintomáticos y en pacientes con dolor lumbar.

Los criterios de exclusión para todos los participantes incluyeron cirugía  lumbar, enfermedad articular sistémica (por ejemplo, artritis reumatoide), cáncer del cuadrante inferior, trastornos neurológicos, reacción alérgica al gel de ultrasonido o incapacidad para obtener la posición de prueba (es decir, mentir). Las personas que previamente habían recibido ejercicios de estabilización de la columna vertebral también fueron excluidas porque el entrenamiento previo podría haber sesgado a los participantes para la instrucción verbal específica.

 Los participantes asintomáticos fueron emparejados por edad y sexo con los participantes en el grupo con dolor lumbar. Cada participante fue informado de los riesgos y procedimientos del estudio, y luego firmó un formulario de consentimiento informado por escrito.

En este estudio se utilizó un escáner US Sonosite M-Turbo (Sonosite, Inc., Bothell, WA, EUA) y un transductor curvilíneo (3-5 MHz) para capturar imágenes parasagitales de los músculos multifidos. Participaron 42 personas de los cuales 21 fueron adultos asintomáticos y 21 fueron pacientes con dolor lumbar. Solo los participantes con dolor en L4-S1 fueron incluidos porque L4, L5 y S1 son los segmentos dolorosos más comunes que se encuentran en pacientes con dolor lumbar.

Procedimiento

A los participantes elegidos se les pidió completar un formulario de admisión preguntándoles sobre su edad, sexo e historial médico pasado. Se administró el cuestionario del Índice de Discapacidad del Dolor Lumbar de Oswestry Modificado (OSW) a todos los participantes para determinar su discapacidad percibida y las limitaciones funcionales debidas a su dolor lumbar, se preguntó a los participantes con dolor lumbar sobre la ubicación, duración e intensidad del dolor. La altura y el peso corporal de cada participante se tomaron para determinar el índice de masa corporal (IMC) porque se ha demostrado que el IMC es un factor que afecta el tamaño de la fibra múltiple.

Cada participante recibió instrucciones de colocarse en decúbito prono y se le colocó una almohada debajo del abdomen para minimizar la curva lordotica lumbar y un inclinómetro fue colocado en la unión lumbo-sacra donde se aseguró que la curva lumbar fuera menor a 10u.

Las imágenes que se recopilaron fueron del  lado derecho en los adultos asintomáticos y los de dolor lumbar. El  investigador  les colocó un transductor de lado derecho en dirección craneal a caudal, paralela a las apófisis espinosas de los segmentos L4-S1. Posteriormente inclinó el transductor y lo deslizó lateralmente lejos de las apófisis espinosas hasta las articulaciones cigoapofisiarias de L4-5 y L5-S1 donde podría ser visualizado.

La contracción del musculo LM se logró pidiendo a los participantes que generaran una contracción lenta, suave y sostenida, sin mover su columna o pelvis. Los participantes sostuvieron cada contracción durante 3 segundos y realizaron 3 contracciones por cada instrucción verbal, por lo tanto se realizó un total de 9 contracciones lumbares del LM.

Las instrucciones verbales utilizadas fueron para realizar la contracción del LM: 

  1. Contraiga el músculo debajo del transductor respirando normalmente y sin mover la columna vertebral.
  2. Empuje su ombligo hacia la columna vertebral.
  3. Respirando normalmente y sin mover la espina dorsal piense en inclinar la pelvis hacia adelante.

Resultados

Se demostró mediante ecografía que el grosor del LM aumentó significativamente, cuando la pelvis estaba hacia adelante y con el tronco extendido (instrucción N°3).

El resultado de este estudio indica que los participantes con o sin dolor lumbar, respondieron a las tres instrucciones verbales aumentando el grosor del LM en L5-S1 (4.1 -6.7%) pero de manera diferente en  L4-L5 (1.9 ? 6.6%) con la instrucción verbal N°2 provocando el menor aumento de grosor muscular en todos los participantes, esto se debe a que esta instrucción verbal fue diseñada para provocar la contracción muscular abdominal profunda (del TrA) en posición supina. Este comando se utilizó porque el LM y TrA son sinérgicos.

Referencias bibliográficas

Autor: Sannzamlo@hotmail.com

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Parámetros, usos y efectos analgésicos de la estimulación eléctrica transcutánea
Autor: Jessika Castellanos Angulo
Dolor referido visceral: bases fisiológicas
Autor: Ismael Romero
Musculatura cervical y trastornos cervicales ¿Qué cambios se producen en el sistema musculoesquelético en los desórdenes de la columna cervical?
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
La ecografía aplicada al dolor lumbar crónico: multífidos
Autor: Ivan SUAREZ PEREZ

Publicaciones relacionadas

Imaginería motora y funcionalidad de la mano en fracturas distales del radio
Autor: Ana Rosella Vargas Sáenz
Fracturas de los metacarpianos. Principios de tratamiento en fisioterapia.
Autor: Ana Rosella Vargas Sáenz
Efecto inmediato del deslizamiento C0-C1 sobre la ATM (estudio)
Autor: Josune Garcia
Síndrome De Fricción De La Banda Iliotibial
Autor: Administrador Fisioterapia
Logo Logo
Espere un momento ...