Logo Logo
Cargando...

Diástasis: definición, importancia y tratamiento

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

Es frecuente que después de un embarazo y parto  la mujer presente  una diástasis abdominal. Según diversos estudios se estima que entre un 30 y un 70% de las mujeres durante el embarazo y el post parto se ven afectadas por este problema. 1  

Un cuestión clave en cuanto a al acceso al tratamiento de las diástasis es que muchas diástasis no son diagnosticadas por un profesional médico.  Muchas mujeres  llegan a la consulta sin haber sido diagnosticadas de diástasis y mucho menos sin que su abdomen haya sido valorado. Sería interesante plantear una exploración por defecto una exploración abdominal en una mujer  tras un embarazo.

La diástasis es  una separación de éstos por la línea alba producida por el estiramiento de la faja abdominal.2

 


 

Imagen 1. Diástaisa

Existen diversos factores de riesgo para la diástasis:3 4

  • Aumento de peso.
  • El embarazo  embarazos múltiples. En el embarazo, el abdomen se va distendiendo para albergar al bebé. Además se producen  cambios hormonal secretando  relaxina, progesterona, elastina y estrógenos  que alteran el colágeno  haciendo que se debilite el tejido  conectivo.
  • Parto: Se ha demostrado que los partos con expulsivos prolongados con demasiadas horas de pujos favorecen la aparición de diástasis.  No obstante también hay pacientes con diástasis que han dado a luz por cesárea.
  • Tamaño del feto  a mayor tamaño más riesgo.
  • Falta o exceso de ejercicio.
  • Cesáreas previas.

La diástasis de rectos abdominales pueden tener diversa complicaciones:  Hernia umbilical, lumbalgia y mala estática postural,  debilitamiento del suelo pélvico e incontinencia urinaria, y su presencia generalmente altera el funcionamiento de la musculatura abdominal. 3 4 5

Un buen funcionamiento del abdomen es importante para la postura del individuo  y la posición de la columna y la fijación y estabilización del tronco.  Además que el abdomen funciones bien es imprescindible para que las presiones en el abdomen se repartan adecuadamente.

Cuando un abdomen funciona bien la presión generada por los músculos abdominales y el diafragma torácico se desplaza hacia la parte posterior del suelo pélvico que son estructuras resistentes y preparadas para soportar estas presiones. Cuando el abdomen no funciona adecuadamente las presiones se dirigen hacia la parte anterior del suelo pélvico que es musculatura más débil que no está preparada para recibir estas presiones.6 7 8

 

Imagen 2.  Complejo lumbo-pélvico y diafragma.b

Exploración de las diástasis

En la exploración de la diástasis lo primero que se tiene que realizar  es el test de palpación de los rectos  para determinar si existe diástasis,  pero la explosión no se puede quedar  sólo en esto. A continuación se exponen   distintos elementos que se tienen que explorar para realizar un buen abordaje de la diástasis.

  • El Test de diástasis: Se realiza en  decúbito supino con rodillas flexionadas y plantas de los pies apoyados se le pide al paciente que  eleve la  cabeza y tus hombros hacia las rodillas y se  palpa con los de los dedos el recorrido de la línea alba para ver si existe continuidad o no.
  • Valoración completa del abdomen  donde se valora  el estado de la musculatura,  no sólo valorar la diástasis sino valorar la hipotonía y/ o hipertonía de los músculos abdominales. Puede existir hipotonía en alguna musculatura pero también puede existir hipertonía en otros, condición  que tendrá que ser tenida en cuenta a la hora del abordaje.
  • Valoración del diafragma,  el funcionamiento del diafragma afecta tanto a la musculatura del suelo pélvico como al funcionamiento del abdomen.  Habrá que valorar su funcionamiento y si existe algún bloqueo tanto en inspiración como en espiración. 9  

 


                                Imagen 3. Diafragma en inspiración y espiración.

  • Estructuras óseas se debe valorar la posición de la pelvis así como su movimiento y lo mismo con las costillas. Ambas dos estructuras óseas influyen en el abdomen. Además hay que tener en cuenta la lordosis lumbar necesaria  para  el buen funcionamiento del abdomen. 10
  • Hábitos presivos: se debe  identificar los  hábitos presivos que estén favoreciendo las diástasis o dificultando su abordaje. La realización  ciertos deportes los supone un aumento de la presión abdominal no solo importa el deporte que realice la persona sino como lo realiza.  No sólo el deporte sino como realiza la persona el gesto deportivo. Además del deporte hay otros hábitos que pueden crear presión como por ejemplo los hábitos de defecación y/o micción  o el estreñimiento, la manera en que se coge a los niños, como se habla o se grita?

Es habitual que la persona no sepa identificar los hábitos presivos, se le puede enseñar  mostrándoles en su cuerpo que es un acto presivos para que identifique estas presiones y poco a poco vaya cambiándolos. Por ejemplo se puede explicar que es un valsalva o un empuje abdominal.

 

Imagen 4.  Presión abdominal c

 

El Abdomen hay que valorarlo  dentro de la postura de pie.  No solo se puede explorar el abdomen en decúbito supino hay que valorarlo en bipedestación y trabajarlo también en esta postura.9

En definitiva no vale con explorar sólo  la diástasis  se tiene que entender la funcionalidad del abdomen de esa persona.

Anatomía palpatoria a nivel abdominal y lumbar

En este vídeo te vamos a mostrar cómo hacer una palpación de la región abdominal y lumbar desde el punto de vista de la anatomía palmatoria, utilizando referencias óseas y musculares.

En la región abdominal, con el paciente en decúbito supino, podemos palpar: Los rectos abdominales anteriores, el Oblicuo externo, el Oblicuo interno y el Psoas ilíaco.

En la región lumbar con el paciente colocado en decúbito prono se pueden palpar las apófisis espinosas de la vertebras lumbares y la masa común conformada por el Epiespinoso, el Dorsal largo y el Iliocostal lumbar. Con el paciente en decúbito lateral se puede palpar el músculo cuadrado lumbar.

,

,
, ,

Tratamiento para la diástasis

1. Toma de conciencia del abdomen y la respiración. Se puede trabajar con los tres tipos de respiraciones abdominal, costal o diafragmática y superior  para tomar consciencia de los tejidos del abdomen y del movimiento costal.  

La persona se puede tumbar en decúbito supino colocar las manos primero entre ombligo y pubis y respirar llevando el aire a esta zona y conecta el movimiento que se produce en estos tejidos al  respirar luego pasar a colocar las manos a nivel costal y sentir el movimiento de las costillas al inspirar y espirar y por último colocar las manos a nivel superior justo debajo de las clavículas e inspirar y dejar salir el aire. Durante todo el ejercicio se puede dejar una de las mano en abdomen para sentir si en algún momento al sacar el aire se produce tensión abdominal.

2. Delimitar el espacio físico del abdomen para que la persona sepa el lugar que ocupa  su abdomen y los músculos que tiene que activar. En definitiva, tomar conciencia del espacio real que ocupa su abdomen y lo integre no solo a nivel intelectual sino a nivel sensorio-motriz.

Se pueden realizar diversos ejercicios que supongan una activación del abdomen; la habitualmente en la zona que más cuesta identificar y sentir es la región inferior del abdomen para despertar esta zona y se puede realizar el siguiente ejercicio: en decúbito supino indicarle que inspire y al espirar que contraiga la zona inferior del abdomen desde pubis hacia arriba, conforme se va adquiriendo práctica en este ejercicio se puede realizar también en sedestación y de pie.

3. Trabajar las tensiones diafragmáticas y /o musculares. Como se ha indicado en el apartado de exploración el diafragma, éste  puede estar bloqueado tanto en inspiración como en espiración así mismo puede existir restricción en un hemidiafragma y en el otro no.  

Este bloqueo puede afectar a la funcionalidad del abdomen pudiendo limitar o entorpecer su recuperación. Una vez realizada la exploración se puede trabajar estas tensiones con técnicas manuales de relajación de tensión, como las maniobras de reborde costal, y/o ejercicios de liberación y reprogramación de la respiración diafragmática. 

4. Cambios de los hábitos presivos para ello primero como se ha indicado en el apartado anterior primero  hay que instruir a la persona para que identifique que es un hábito presivo y una vez identificado  correctamente intente trasladar ese conocimiento a su vida diaria, en diferentes aspectos hábitos miccionales y defecación, gesto deportivo, formas de hablar?. y una vez identificarlos dotarlos de herramientas para intentar cambiarlos.

5. Liberación  y movimiento de las estructuras óseas: costillas y pelvis. Tanto las costillas como la pelvis tienen que tener  una  libertad y movimiento óptimo necesarias para que el abdomen trabaje adecuadamente.  Mediante respiraciones costales y movimientos voluntarios de esta región se puede trabajar tanto la toma de conciencia como la  libertad de movimiento.

El trabajo de pelvis puede empezar en decúbito supino con movimiento de anteversión retroversión e inclinaciones para conocer los movimientos básicos de la pelvis para luego pasar a la posición de cuatro patas, sedestación y de pie y movimientos globales que involucren la pelvis como el de flexión anterior de tronco y trabajar el correcto movimiento de la pelvis en el mismo.


Imagen 6. Flexión anterior del tronco

6. Existen diversos tipos de ejercicios y metodologías  para activar  y potenciar la musculatura del abdomen en sus distintas capas favoreciendo el cierre o disminución de las diástasis. Por un lado tenemos los ejercicios hipopresivos 11 que consiguen la activación del abdomen un conjunto de técnicas posturales y apneas espiratorias que provocan un descenso de la presión intraabdominal y una activación refleja de los músculos del suelo pélvico y de la faja abdominal 12

 Por otro lado está la metodología abdominales sin riesgo abdominales sin riesgo que  se trata de una ?progresión de movimientos alternados y coordinados que posibilitan trabajar los abdominales evitando en todo momento las presiones sobre el periné. Durante la sesión se alternan los diferentes abdominales, como por ejemplo los rectos abdominales y los oblicuos , así como los abdominales oblicuos entre  entre ellos, y  esto permite que las fibras de los músculos se mueven deslizándose lo cual mejora su flexibilidad y sensibilidad. Se busca siempre la coordinación entre los abdominales contiguos, opuestos y complementarios?.13

También se pueden realizar ejercicios de estabilización lumbopélvica 14  el decir trabajar la capacidad que tiene el cuerpo de controlarla la posición de la pelvis y el tronco en distintas posturas y movimientos. Se puede trabajar y  ejercicios de desequilibrio.

Como por ejemplo en bipedestación brazos a lo largo del cuerpo con unos 45 grados de separación se eleva una pierna y desde esta postura se hace una autoelongación, los brazos empujan hacia suelo y la pierna que está elevada realiza un balanceo de delante atrás siempre atendiendo a lo que ocurre en el abdomen que no exista un abombamiento del mismo.

Recordad que los ejercicios abdominales clásicos están contraindicados tanto en la existencia de diástasis como en el  postparto por su efecto nocivo para el suelo pélvico.


Imagen 5.  Capas musculares abdominales d

 

El tratamiento de la diástasis no solo es una cuestión estética el correcto funcionamiento del abdomen es importante tanto para el suelo pélvico como para l postura del individuo.  Su valoración no se limita solo a medir esta diástasis sino a valorar todos los elementos que influyen en el abdomen así como entender la funcionalidad del abdomen. Así mismo existen muchas técnicas que se pueden aplicar para su tratamiento.

Como se ha indicado al inicio del artículo, muchas mujeres acuden a la consulta de fisioterapia sin un diagnóstico de diástasis, a veces es la propia mujer que sospechando la existencia de una diastasis (ya sea porque tuvo un embarazo a motivado a cualquier otro factor), se informa y ?auto diagnostica?? a sí misma?.

Habría que encontrar un cauce para que se hiciera siempre una valoración del abdomen en una postparto para que si lo necesitases fuese derivada a un tratamiento de fisioterapia. Lo ideal sería que un fisioterapeuta especializado en estos temas valorarse a toda mujer que haya dado a luz, a día de hoy esto parece complicado por lo que por lo menos los profesionales sanitarios que evalúan a la  mujer después del parto deberían conocer por la diagnosis de las diástasis y su efectos  para el cuerpo para así derivar a la persona a un fisioterapeuta para tratarla.

Bibliografía

1.       Caufriez M, Fernández JC, Esparza S, Schulmann C. Estudio del tono de base del tejido músculo conjuntivo del suelo pélvico en el posparto tras reducación abdominal clásica. Fisioterapia. 2007; 29(3): 133

2.       Calais Germain B. El periné femenino y el parto. Anatomía para el movimiento: elementos de anatomía y bases de ejercicios. Barcelona: Los libros de la liebre de Marzo; 1998

3.        Asociación Española de Fisioterapeutas. Disponible en http://www.aefi.net/Fisioterapiaysalud/fisioterapiapostparto.aspx

4.        Meldaña Sánchez A. Fisioterapia en mujeres candidatas a cirugía por incontinencia urinaria de esfuerzo: análisis y propuesta. Fisioterapia. 2004; 26(5):303-357

5.    http://www.ensuelofirme.com/diastasis-abdominal-que-es-y-como-solucionarla

6.      Walker, C. Fisioterapia de la Obstetricia y uriginecología. Barcelona: Masson.; 2006

7.      https://es.scribd.com/doc/60878016/Funciones-Del-Abdomen

8.      http://www.jcmendoza.com/2010/11/la-funcion-de-los-musculos-abdominales.html

9.       Campignion P. Respir-Acciones. Alicante: Ed Lecina-Verdu Editores Independientes. 2008

10.  Fernández Márquez V.  Monje Ríos, T.  Calle Mena, C. , Núñez Rodríguez Mª A., García Ginés, S.Impacto del conocimiento enfermero en la salud del ciudadano: ?Gimnasia Abdominal Hipopresiva para combatir la diástasis de rectos abdominales producida por el embarazo? Parninfo Digital. Monográficos de Investigación en salud.ISSN: 1988-3439 - AÑO X ? N. 25 ? 2016

11. Principios técnicos de los ejercicios hipopresivos del Dr. Caufriez.EFDeportes.com, Revista Digital. Buenos Aires, Año 17, Nº 172, Septiembre de 2012

 

Autor: EVA ANDRES PACHECO

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Beneficios del ejercicio físico materno en la salud del bebé
Autor: Lucia Menendez
La medicina tradicional china para tratar la infertilidad femenina
Autor: Ana Belén Moya
Actuación del fisioterapeuta antes, durante y después del parto
Autor: Administrador Fisioterapia
Fisioterapia aplicada en el rejuvenecimiento facial
Autor: Noemí Moreno Segura

Publicaciones relacionadas

Fisioterapia aplicada en el rejuvenecimiento facial
Autor: Noemí Moreno Segura
El suelo pélvico tiene cerebro
Autor: EVA ANDRES PACHECO
Conceptos, principios y métodos del drenaje linfático manual (DLM)
Autor: Mikel Junquera
La medicina tradicional china para tratar la infertilidad femenina
Autor: Ana Belén Moya
Logo Logo
Espere un momento ...