Logo Logo
Cargando...

¿Cómo es posible salvar una vida con la reanimación cardiopulmonar?

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

En cualquier situación de la vida diaria ocurren accidentes donde una o más personas se pueden ver involucradas y su salud puesta en peligro. Un accidente en coche, una caída o una enfermedad pueden ser las causas fatales. Si en alguna de estas situaciones alguien se encuentra inconsciente y además no respira, estamos ante una situación de parada cardiorrespiratoria. Lo indicado en este caso es realizar una técnica de emergencia que puede salvar su vida: la reanimación cardiopulmonar o RCP, que puede ser realizada por cualquiera que posea unos conocimientos básicos.

¿Qué es la reanimación cardiopulmonar?

La RCP es una maniobra que es realizada en situaciones de emergencia donde el corazón de una persona se ha parado y ha dejado de respirar. Para evitar este fatal suceso se pone en práctica la RCP, una técnica que permite mantener la circulación en el cuerpo y restablecer la respiración, aspectos fundamentales para continuar con vida. Al llevarla a cabo, se consigue bombear sangre oxigenada a los órganos vitales del cuerpo (1).

Mención especial requiere que si no se sabe realizar esta maniobra ni ningún profesional cualificado nos ha instruido en ella, no está indicado llevarla a cabo, ya que si se realiza erróneamente, puede conllevar más riesgos que beneficios. Por lo tanto, la RCP sólo es realizada por personas cualificadas y entrenadas, ya sea personal sanitario, de emergencia o de cualquier otro tipo instruido en primeros auxilios.

Aspectos de la parada cardiorespiratoria

¿Qué es? Es una situación clínica en la cual una persona deja de respirar espontáneamente y su corazón se para, por lo que queda inconsciente, no respira ni tiene pulso (2). El corazón es un órgano cuya función principal es la de bombear un volumen de sangre oxigenada adecuado a las necesidades metabólicas del organismo (1). Si éste se para por cualquier razón, la persona afectada entra en parada cardiorrespiratoria y la sangre oxigenada deja de fluir hacia el organismo; esta situación puede causar en pocos minutos daños cerebrales y si continúa puede desembocar en la muerte (3). Las principales causas que provocan una parada cardiorrespiratoria son (4):

  • Cardíacas: infarto de miocardio, disrritmias, embolismo pulmonar y taponamiento cardíaco.
  • Respiratorias: obstrucción vía aérea, depresión del centro respiratorio, broncoaspiración, ahogamiento o asfixia, neumotórax e insuficiencia respiratoria.
  • Metabólicas: hiperpotasemia e hipopotasemia.
  • Traumáticas: traumatismo craneoencefálico, traumatismo torácico, lesión de grandes vasos y hemorragias.
  • Otras: shock, hipotermia e iatrogénica (sobredosificación de agentes anestésicos).

¿Cómo diagnosticar una parada cardiorrespiratoria? Hay 5 aspectos en los que hay que fijarse detenidamente: pérdida brusca de la conciencia, ausencia de pulsos (carotídeo, femoral, etc.), cianosis (coloración azul de piel y mucosa, causada por una oxigenación deficiente), apnea y/ gaspings (respiración en bocanadas) y dilatación de las pupilas. Una vez diagnosticada, ¿cómo actuamos? Con la reanimación cardiopulmonar.

Situaciones en las que sí y en las que no debe llevarse a cabo la reanimación cardiopulmonar

Una situación de emergencia puede ser caótica y acabar mal, por lo que hay que dar prioridad a los aspectos básicos que propiciarán una buena actuación: pedir ayuda si no se sabe actuar correctamente y realizar lo necesario según la situación. ¿Cuándo se ha de aplicar la RCP? En las siguientes situaciones (5):

  • En cualquier emergencia donde la vida de una persona corre un riesgo grave.
  • Cualquier situación en la que una persona sufre una parada cardiorrespiratoria.
  • Se aplica siempre y cuando el paciente haya dado su consentimiento o en su defecto un familiar. En caso de no saber si ha habido consentimiento ni hubiera habido forma de comunicarse, se realiza.

En el punto anterior se exponen las situaciones en las que está indicado realizar la reanimación cardiopulmonar, a continuación se muestran aquellas en las que no se aplica o se suspende tras ya haberla llevado a cabo (5):

  • Cuando la parada cardíaca es consecuencia de una enfermedad terminal, debilitante y terminal.
  • Cuando la persona recupera la circulación y la respiración.
  • Si se presentan signos de muerte biológica.
  • Si el afectado decide no recibir maniobras de RCP.
  • Cuando una vez iniciada la RCP, se confirma que estas maniobras se instauraron con un retraso superior a 10 minutos.
  • Cuando el examinador esta exhausto y le es imposible continuar con la RCP.

¿En qué consiste la RCP? Pasos a seguir

Las maniobras de reanimación cardiopulmonar comprenden una serie de protocolos estrictamente organizados y que hay que seguir a detalle fielmente si se quiere realizar de forma correcta. Protocolo de actuación (3, 5, 6):

Reconocer la situación y llamar a emergencias (112)

Antes de realizar cualquier acción, hemos de asegurar la escena y preguntaros si la persona afectada se encuentra en un ambiente seguro o no. Si existe algún peligro, eliminarlo. Si hay posibilidad, pedir ayuda a otras personas.

Número Emergencia (12)

Valorar el nivel de consciencia.

Hay que acercarse a la víctima y preguntar en voz alta por su estado. Si responde, dejarle en la posición encontrada y esperar a la ayuda volviendo a valorar continuamente. Si parece estar inconsciente tocar y mover su hombro mientras le preguntamos, al no haber respuesta se le colocaría en posición de reanimación (boca arriba, brazos y piernas alineados sobre superficie rígida y tórax descubierto).

Posición seguridad (13)

Comprobación de las vías aéreas

En la posición anterior se realiza la maniobra frente-mentón (siguiente imagen), donde se hiperextiende el cuello con el objetivo de desobstruir la vía aérea, ya que es sencillo que la lengua caiga hacia atrás y tapone la entrada de aire. Precaución al realizar la maniobra frente-mentón en personas que hayan sufrido un accidente o traumatismo cervical, ya que con esta maniobra se pueden agravar las lesiones al movilizar el cuello.

Maniobra Frente-Mentón (14)

Valorar el nivel de ventilación

Durante unos 10 segundos ver, oír y sentir, tratando se observar si el paciente respira de forma autónoma o no. Podemos encontrarnos 3 situaciones:

  • La persona afectada respira de forma normal y se encuentra consciente, por tanto le dejamos como está y volvemos a valorar periódicamente.
  • La respiración es normal pero la persona se encuentra inconsciente, en este caso se le coloca en la posición lateral de seguridad y se espera a la ayuda médica.
  • La respiración no es normal y la persona se encuentra inconsciente, comenzar inmediatamente RCP precoz.?

Posición lateral seguridad (15)

Reanimación cardiopulmonar precoz

Protocolo dividido en 2 etapas (4, 5, 6, 7, 8):

Masaje cardíaco y compresiones torácicas.

Se realiza con el paciente en la posición de seguridad sobre una superficie lisa y rugosa. Los pasos a seguir son: 

  • La persona que realiza las maniobras de RCP se arrodilla a un lado, descubre el tórax de ?la víctima? y sitúa el talón de la mano en el centro del pecho, justo sobre el tercio inferior del esternón (apéndice xifoides).
  • La otra mano se coloca sobre la primera y se entrelazan los dedos. Para realizar las compresiones se han de extender completamente los codos y hundir unos 5 centímetros el pecho del paciente, además no se ha perder nunca el contacto directo con el pecho ni flexionar los codos (técnica errónea).
  • ¿Cuántas compresiones se realizan y durante cuánto tiempo? La frecuencia recomendada por todos los manuales y guías clínicas es: 100 compresiones por minuto.

Respiración de rescate.

Cada 30 compresiones torácicas se llevan a cabo 2 respiraciones de rescate y tras eso, se vuelven a realizar las compresiones. ¿Cómo se hacen correctamente las respiraciones?

  • Lo primero es realizar la maniobra frente-mentón, a continuación se pinza la nariz de la persona y se insufla aire boca-boca durante 5 segundos mientras se observa como el pecho se eleva debido a la entrada de aire.
  • Si lo hace, aplicar la segunda respiración. Si no se eleva, volver a comprobar apertura de vías respiratorias y realizar correctamente maniobra frente-mentón, tras ello aplicar la segunda respiración.
  • Recapitulamos: un ciclo de reanimación está compuesto por 30 compresiones torácicas y 2 respiraciones de rescate.?

RCP precoz (16)

¿Hasta cuándo se debe llevar a cabo esta maniobra? Repasar la información anteriormente citada en el apartado número 3 (situaciones en las que sí y en las que no debe llevarse a cabo).

Desfibrilación precoz

Es el siguiente eslabón en la cadena de reanimación, se realiza con un desfibrilador externo automático o DEA; un dispositivo electrónico que analiza y registra la actividad eléctrica del corazón, notificando si existe la necesidad de aplicar una descarga eléctrica cuando se presenta una alteración del ritmo cardíaco. Por ello, si se dispone de un DEA es recomendable su uso. ¿Cómo hacerlo? Encendiéndolo y siguiendo sus instrucciones orales y escritas, todas ellas guiadas por el propio aparato (5, 9, 10). En la siguiente imagen se muestra el procedimiento a seguir:

DEA Automático (17)

Actuación con bebés, niños pequeños y adolescentes

¿Se pueden realizar las maniobras de RCP en ellos? Sí, pero existen algunas diferencias que hay que tener en cuenta si no se quieren provocar daños. En cuanto a las compresiones torácicas, si la víctima es un lactante, se realizan con dos dedos (normalmente con los pulgares) y de forma poco vigorosa. Para niños y adolescentes, la maniobra se realiza como se explicó en el anterior apartado (5 y 11).

El uso del desfibrilador es un tema más complicado, en niños menores de 1 año está totalmente prohibido su uso. En niños con edades comprendidas entre 1 y 8 años se usan parches pediátricos junto a un atenuador o modo pediátrico, en caso de que no esté disponible se usa el DEA estándar. Si los niños son mayores de 8 años se puede usar el DEA estándar con total normalidad (5 y 11).

Conclusión

Una parada cardiorrespiratoria puede suceder en cualquier momento y lugar, poniendo en grave riesgo la vida de la persona que lo sufre. Para revertir sus fatales efectos es recomendable actuar inmediatamente poniendo en práctica los protocolos y las maniobras de reanimación cardiopulmonar, siempre y cuando se posean los conocimientos necesarios, se haya sido entrenado en este tipo de situaciones de emergencia y se sepa cuándo actuar y cuándo no. Hay que tener en cuenta la edad de la víctima, ya que las maniobras varían y no se trata igual a un bebé que a un adulto.

Bibliografía

  1.  https://www.isastur.com/external/seguridad/data/es/1/1_12_5.htm

https://accessmedicina.mhmedical.com/book.aspx?bookID=1858

  1.  https://www.mayoclinic.org/es-es/first-aid/first-aid-cpr/basics/art-20056600
  2.  http://scielo.sld.cu/pdf/cir/v45n3-4/cir19306.pdf
  3.  https://www.uclm.es/
  4.  https://www.cruzroja.es/prevencion/hogar_09.html
  5.  https://eccguidelines.heart.org/wp-content/uploads/2017/12/2017-Focused-Updates_Highlights_ESXM.pdf
  6.  http://reanimacion.cl/rcp-basica/evalue-circulacion/busque-signos-de-vida/inicie-compresiones-toracica
  7. Imagen de Wikipedia 
  8. Imagen de Reanimación.cl 
  9. Imagen de Desfibriladores-semiautomáticos.es
  10. Imagen de Aprendemergencias.es
  11. Imagen de Enfermeriaeduadistancia 
  12. Imagen de El Tiempo.com
Autor: Eduardo García Oliva

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Tratamientos de fisioterapia para los trastornos temporomandibulares
Autor: Bárbara Flores
Eficacia de la Realidad Virtual Inmersiva en Pacientes con Dolor Cervical
Autor: Bárbara Flores
Educación, Ejercicio Terapéutico y Terapia Manual en el Dolor Orofacial
Autor: Bárbara Flores
Síndrome de dolor miofascial cervical: tratamiento fisioterapéutico
Autor: Bárbara Flores

Publicaciones relacionadas

Algoritmo de tratamiento de las lesiones de isquiotibiales: un abordaje basado en evidencia
Autor: Juan Carlos Limón Aguirre
Evaluación de las disfunciones de los músculos intrínsecos de la mano
Autor: Ana Rosella Vargas Sáenz
¿Es la magnetoterapia efectiva en la consolidación de fracturas?
Autor: Noemí Moreno Segura
Participación del glúteo medio en el dolor lumbar crónico
Autor: Jose Jonathan Pozo Ponce
Logo Logo
Espere un momento ...