Logo Logo
Cargando...

Influencias musculares en la fascitis plantar

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

La fascitis plantar es una patología muy común que genera dolor tanto en personas físicamente activas, como en personas sedentarias. Pulsa en este enlace y participa en nuestro taller acerca del abordaje de las patologias más comunes del pie.  Actualmente, afecta a ambos sexos por igual y se prevé que 2 de cada 10 personas sean diagnosticadas de fascitis plantar en algún momento de su vida.

Podólogos, cirujanos ortopédicos, fisioterapeutas, osteópatas y traumatólogos reciben un gran número de pacientes con fascitis plantar que manifiestan dolor, por lo que se invierte grandes cantidades de dinero en el tratamiento de esta lesión de pie.

¿Qué es la fascia plantar?

La fascia plantar es una estructura densa de tejido conectivo que sostiene el arco plantar junto con otras estructuras. Se extiende desde el calcáneo o hueso del talón a la falange distal de cada dedo del pie y se divide en parte medial, central y lateral, siendo la porción central la más potente y fuerte. La fascia de la planta del pie interviene tanto en los movimientos de propulsión, como en la absorción de fuerzas y el primer contacto del talón al dar el paso.  [1,2]

 

¿A qué nos referimos con fascitis plantar?

La fascitis plantar se caracteriza por dolor agudo, sobretodo al levantarse de la cama o después de largos periodos de reposo. Suele darse en la inserción de la fascia (en el talón) o en la zona central del pie principalmente y puede ser tanto unilateral como bilateral.

Hoy en día está considerada como una lesión degenerativa o una tendinopatía. Es importante destacar que esta patología a través del diagnóstico por imagen muestra principalmente una fascia engrosada en la que distintos factores de riesgo tienen influencia para que se dé la lesión y se produzaca el dolor[1,3,4] :

       

Los riesgos intrínsecos se definirían como la probabilidad de sufrir un daño (que posiblemente genere dolor) por causas que dependen de nosotros mismos, por nuestra morfología, función y/o fisiología. Los extrínsecos, en cambio, dependen de un factor externo. En estos últimos, el calzado inadecuado es un factor de riesgo muy frecuente entre las patologías de pie. [1]

Cadenas musculares

El cuerpo se organiza en cadenas musculares. Tenemos dos cadenas principales: la cadena maestra anterior y la cadena maestra posterior. No por ello son las más importantes, ya que cada cadena tiene una función y todas son importantes para nuestra estática y dinámica económicas. En este artículo nos centraremos en la cadena posterior ya que es la que más influencia tiene en la fascitis plantar.

 

La cadena muscular posterior incluye los siguientes grupos de músculos[5,7]:

  • Espinales
  • Pelvitrocantereos (Géminos, obturadores y piramidal)
  • Isquiotibiales
  • Poplíteo
  • Tríceps sural (gemelos y sóleo)
  • Tibial posterior
  • Músculos plantares

De todas formas, hay que tener en cuenta que el cuerpo es global y se mueve por la acción conjunta de distintos grupos musculares, por lo que a la hora de realizar el tratamiento debemos realizar una valoración y exploración exhaustiva para comprobar qué músculos se encuentran retraidos.

Cómo influye la cadena muscular posterior en la fascitis plantar

Estudios confirman que las fascitis plantares se dan principalmente por disfunciones musculares, principalmente de la cadena posterior.

Cuando la musculatura posterior se sobrecarga aparecen compensaciones a nivel distal, es decir, si nuestros músculos pelvitrocantéreos, isquiotibiales, tríceps sural? etc se encuentran retraídos, éstos compensarán otras partes de nuestro cuerpo para estar en modo confort.

De esta manera, la fascitis plantar se trata de una compensación que realiza nuestro cuerpo para poder tanto mantenernos estáticos como movernos.

El arco de la planta del pie se mantiene gracias al tríceps sural, que hace varo del hueso del talón, mientras que los músculos plantares (tendón del flexor largo y flexor propio del primer dedo) mantienen arriba y hacia afuera el sustentaculum tali. Además los flexores, abductores y aductores plantares realizan la supinación del hueso del talón y lo mantienen en varo.

Gracias a estas funciones, aunque el pie tenga tendencia a la caída del arco, éste se mantiene horizontal. Debido a ello, cuando la musculatura de la cadena posterior se encuentra retraída, ésta va compensando de los músculos circundantes, dando lugar así a la fascitis plantar. Como si se tratase de reacciones en cadena: 

 

  • El estiramiento y/o hipotonía del músculo dinámico antagonista - complementario (músculo 1?)
  • La desalineación del hueso en el que se inserta
  • La compensación del músculo estático agonista (músculo 2) o también llamado músculo vencido
  • Y por último el acortamiento muscular del estático antagonista ? complementario (músculo 3) del músculo estático vencido? [5,6]

Igualmente existe un eje en el pie denominado el eje de Henké desde el que se invierte la acción muscular del tríceps sural, dando lugar así a que cuando el eje pasa por el tubérculo externo del pie tiene función de varo y cuando pasa por el eje interno función valgo, explicando así también la fascitis plantar en pies valgos pronados.

La caída del eje en un lado o en otro depende, principalmente, de cómo se sitúe el fémur al llegar el pie al suelo, por lo que aquí vemos cómo otras partes del cuerpo tienen influencia en la pisada y por ello en padecer o no patologías de pie. [7]

 

Conclusiones

Se puede concluir que la fascitis plantar es una degeneración de la musculatura plantar del pie y que la degeneración comienza con un aumento del uso del músculo tríceps sural y los músculos plantares debido a distintos factores. Así mismo la musculatura de alrededor se encontrará involucrada en la lesión. Por lo tanto, se deberá realizar un tratamiento teniendo en cuenta tanto la dinámica como la estática del paciente y así lograr la disminucion del dolor que tanto aqueja a las personas que padecen esta lesión, mejorando de esta manera su salud.

Bibliografía

  1. Petraglia F, Ramazzina I, Costantino C. Plantar fasciitis in athletes: diagnostic and treatment strategies. A systematic review. Muscles Ligaments Tendons J. 2017 Jan-Mar; 7(1): 107?118.
  2. Lewis RD, Wright P, McCarthy LH. Orthotics Compared to Conventional Therapy and Other NonSurgical Treatments for Plantar Fasciitis. J Okla State Med Assoc. 2015 December ; 108(12): 596?598.
  3. Singh D, Angel J, Bentley G, Trevino SG. Plantar fasciitis. BMJ. 1997;315:172?5.
  4. Díaz López AM, Guzmán Carrasco P. Efectividad de distintas terapias físicas en el tratamiento conservador de la fascitis plantar. revisión sistemática. Rev Esp Salud Pública 2014; 88:157-178.
  5. Souchard P. Rééducation Posturale Globale ? Cahiers Tome 1. Societé d?edition ?Le Pousoe?. Saint- Mont- France.1989 3 a. Edición .
  6. Souchard Ph E. Reeducación postural global. El campo cerrado. 2ª ed. Bilbao. 1994
  7. Kapandji A I. Fisiología Articular. Tomo II: miembro inferior. 6ed. Editorial Panamericana. 2012.
Autor: Eugenia Olloquiegui

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

El correcto trabajo del CORE y su relación con las lesiones y el rendimiento
Autor: Javier Ajiba Orozco
El concepto RISK: una nueva alternativa al tratar al corredor lesionado
Autor: G. Jonathan Rodrigo Morales
Entrenamiento con vibración corporal total: efectos sobre la fuerza muscular y el rendimiento
Autor: Juan Carlos Limón Aguirre
¿Puede un plan de entrenamiento para mano mejorar el desarrollo y potenciación de fuerza máxima en escaladores de alto rendimiento?
Autor: Daniel Meis

Publicaciones relacionadas

Prescripción de ejercicio físico para la prevención y readaptación de lesiones en el hombro
Autor: Javier Ajiba Orozco
Conceptos básicos de la prevención y readaptación de lesiones en los isquiosurales
Autor: Javier Ajiba Orozco
Lesiones de polea en la mano del escalador
Autor: Noemí Moreno Segura
Prevención y tratamiento fisioterapéutico en la pubalgia
Autor: Esther Cernuda Buelga
Logo Logo
Espere un momento ...