Logo Logo
Cargando...

Punción seca para el tratamiento de lesiones musculoesqueléticas

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

En las nuevas tendencias del área de la rehabilitación se ha venido hablando de la punción seca, en especial para el tratamiento de aquellas afecciones más comunes y que alteran la salud y bienestar físico de la persona causando realmente mucha limitación y restricción en cuanto a la movilidad imposibilitando el desarrollo de las actividades diarias.

¿Cuáles son las lesiones más comunes a nivel musculoesquelético?

Se habla de que en el transcurso de los años cada vez se van presentando más afecciones y patologías que impiden la realización de ciertas actividades, una de las más comunes viene siendo el síndrome del dolor miofascial, para poder entenderlo debemos describir lo siguiente:

¿Qué es el sistema fascial?

Se habla del tejido conectivo de colágeno más largo de todo el cuerpo, que recubre todas las estructuras somáticas y viscerales permitiendo una conexión entre ellas brindando soporte y facilitando el movimiento de las mismas.

?La fascia es el tejido conectivo de colágeno más largo del cuerpo..?

Divisiones de la fascia

1. Superficial: Ubicada aproximadamente a 3 mm por debajo de la piel siendo por lo general más densa en las extremidades y laxa a nivel de la cabeza, tórax y abdomen. Se puede decir que está adherida a la piel y atrapa la grasa superficial.

En tal sentido, existen ciertos factores que pueden modificar anatómicamente a la fascia superficial, dentro de los cuales se pueden mencionar los siguientes:

  • Sexo: En donde la mayor diferencia en cuanto al tejido fascial se encuentra a nivel pectoral en donde, en las mujeres gracias al aumento del tamaño en los senos dicho tejido es distendido por fuerza gravitatoria.

  • Cantidad de grasa acumulada: Gracias a que la acumulacion de grasa en los septos formados por el tejido fascial puede llegar a producir contornos diferentes incluso en personas delgadas

Así pues, se puede considerar la misma como un ente generador y controlador que facilita el desplazamiento de la piel, agrupa músculos y coordina los movimientos.

2. Profunda: Ubicada aproximadamente 6 mm por debajo de la piel, constituye un tejido más grueso y denso que a nivel superficial 1, sobre todo en aquellas estructuras con gran demanda funcional, cumpliendo funciones de sostén, revestimiento, unión y transmisión. la misma, se divide en:

a. Miofascia: Siendo uno de los componentes que facilitan y controlan el movimiento, se habla de que las fibras de colágeno pertenecientes a la fascia discurren transversales a las fibras musculares, por lo tanto, durante la contracción muscular, es la fascia quien define la posición de las fibras y del músculo en general. En tal sentido, hay que tomar en cuenta, que al hablar de la relación directa entre la fascia y el músculo hay que saber que no solo es el vientre muscular quien está rodeado por dicho tejido, sino también sus haces y fibras separándolas entre sí, terminando en el periostio, conectando directamente el músculo con el hueso.

b. Viscerofascia: Pudiendo considerar que no solo los músculos y huesos están conectados entre sí a través del tejido fascial, sino que también otras estructuras como por ejemplo: vasos sanguíneos, vísceras, nervios, sirviendo como soporte brindando integridad estructural, forma, tamaño y asegurando su correcto funcionamiento, estando ubicado en las paredes de las venas y vasos linfáticos facilitando la circulación en los mismos.

Se habla de que el sistema fascial, está compuesto por mecanorreceptores incluso más que la piel misma, divididos en tres (3) grupos, los cuales se mencionan a continuación:

  • Primer grupo: Formado por corpúsculos de pacini, responden por lo tanto a cambios de presión rápidas y estímulos vibracionales.

  • Segundo grupo: En donde se incluyen los órganos de ruffini, que son sensibles a los estímulos lentos y presiones sostenidas en el tiempo, teniendo relación con la inhibición del sistema simpático, por lo cuál se puede explicar el sentimiento de relajación al momento de realizar técnicas de inducción miofascial de manera sostenida y profunda o suave.

  • Tercer grupo: Conformado por terminaciones libres mielínicas y amielínicas siendo las más abundantes transmitiendo información sensitiva desde el tejido fascial hasta el sistema nervioso central.

Síndrome del dolor miofascial

En tal sentido, se puede decir, que el síndrome del dolor miofascial (SDM) viene dado gracias a la presencia de restricciones a nivel del sistema miofascial, afectando considerablemente la salud y bienestar físico, atribuyendo directamente a factores como pueden ser:

  • Malos hábitos posturales: Lo cual puede causar desequilibrios a nivel muscular llegando a originar disfunciones en los mismos.

  • Presencia de puntos gatillo: Se conocen a los puntos gatillo, como puntos de hipersensibilidad o hiperirritabilidad que se manifiestan en el vientre muscular, causando dolor al momento de realizar una contracción muscular, los mismos se dividen en latentes (dolorosos únicamente ante la palpación) y activos (dolorosos ante el movimiento o cualquier acción muscular).

  • Levantamiento y traslado de objetos pesados durante alguna actividad laboral.

  • Práctica de deportes, sin cumplir con alguna preparación previa o acondicionamiento muscular.

Se puede decir, que la sintomatología que llega a manifestar dicho síndrome puede ser netamente dolorosa dependiendo del tipo de punto gatillo que se encuentre, sin embargo, para su diagnóstico a nivel de la fisioterapia se habla directamente de la palpación del vientre muscular, en donde, si bien, existen ciertos puntos ya preestablecidos en donde hay mayor carga por parte del músculo, la presencia de los puntos gatillos pueden variar según sea el caso.

Ante la falta de avances científicos, el SDM puede llegar a ser confuso en cuanto al diagnóstico a nivel médico y fisioterapéutico si no se cuenta con un buen análisis anatomofuncional de las estructuras y sobre todo si hay déficit en cuanto a la sensibilidad o capacidad de palpación por parte del terapeuta.

Por otra parte, se hace mención de una afección que también es muy común a nivel musculoesquelético y que suele incidir sobre todo en  deportistas siendo ésta la tendinitis.

Tendinitis o tendinosis muscular.

Se habla de una patología de tipo inflamatoria que tiene lugar principalmente en los tendones de las distintas musculaturas, sobre todo en aquellas con gran demanda funcional, donde, se pueden asociar algunos factores de aparición como los siguientes:

  • Realización de movimientos repetitivos, ya que, puede existir una irritación del tendón por sobre uso del mismo.

  • Traumatismos directos sobre el vientre muscular a causa de la realización de alguna actividad funcional o deporte.

  • Sedentarismo, donde se ha demostrado que la falta de movilidad articular puede traer como consecuencia la debilidad en la musculatura.

 En tal sentido, para el diagnostico fisioterapéutico es necesario siempre evaluar y cuantificar según la escala visual análoga (EVA) el dolor del paciente, incluyendo aquellas posiciones que puedan ser mitigantes o agravantes, buscando indagar en el comportamiento de la sintomatología presente.
 
Asimismo, también es importante realizar pruebas de fuerza muscular de manera concéntrica siguiendo la escala de Daniels modificada, de igual forma para valorar el control motor y capacidad contráctil se pueden realizar pruebas excéntricas sobre el músculo afectado siempre y cuando sea tolerable para el paciente.

En otro orden de ideas, también se puede incluir las cefaleas tensionales, siendo una de las patologías más frecuentes por lo menos en la población adulta y joven, puede llegar a afectar considerablemente el correcto desarrollo de las actividades diarias, la misma se asocia a una contractura presente a nivel de la musculatura suboccipital que tienden a causar un aumento de tensión dentro de la fascia occipito-frontal gracias a distintos factores como pueden ser:

  • Situaciones de estrés o de mucha carga emocional, pues se sabe que a través del sistema simpático y parasimpático mediante sus conexiones con el sistema límbico al momento de ocurrir cambios bruscos emocionales es probable que haya un aumento de tensión a nivel de no solo la musculatura suboccipital, sino que también puede verse implicado el trapecio fibras superiores.

  • Sufrir de migrañas crónicas.

  • Realizar movimientos bruscos con la cervical y cabeza, lo cual puede llegar a producir una contracción refleja indeseada de la musculatura provocando las contracturas.

Es importante conocer los síntomas que éste tipo de afección trae consigo, dentro de los cuales se pueden encontrar los siguientes:

  • Vértigo y mareos, debido al aumento tensional de la fascia occipitofrontal se puede ver comprometido el sistema vestibular iniciando este tipo de síntomas.

  • Dolor intenso y palpitante, que puede en algunos casos llegar a ser incapacitante para el paciente.

  • Hipersensibilidad a estímulos externos, donde el paciente puede verse afectado por lo general en el día mientras realiza algún tipo de actividad laboral, siendo intolerante a estímulos luminosos o auditivos principalmente.

En tal sentido, a nivel fisioterapéutico una de los principales puntos evaluativos a tomar en cuenta es la postura, en donde, por lo general, la cabeza del paciente que sufre éste tipo de afección se encuentra en extensión de las cervicales superiores, la mirada orientada hacia arriba y la región cervical anteriorizada, debido a la contractura de la musculatura suboccipital.

De igual manera, es importante realizar pruebas funcionales donde se pueda comprobar la movilidad activa y pasiva de las articulaciones cervicales.

Punción seca como tratamiento en la fisioterapia

En los últimos años, cada vez se ha venido hablando de la inclusión de punción seca como un método de tratamiento principal ante patologías como las antes mencionadas, dicha técnica fue planteada por Karel Lewit en el año 1979 y consiste en insertar una aguja de acupuntura dentro del punto gatillo una vez ubicado mediante la palpación, la cual causa un efecto mecánico, trabajando directamente con la teoría de la compuerta, en la que se explica que un estímulo no nociceptivo puede sustituir a un estímulo nociceptivo a nivel del núcleo de sustancia gelatinosa en el arco posterior de la médula espinal 2, donde se procesan todos los estímulos tanto dolorosos, como táctiles.

Una vez establecido ésto, la punción seca ha demostrado ser una maniobra muy útil y que complementa el área de la terapia manual como un abordaje invasivo pasivo.

Dentro de sus beneficios se pueden encontrar:

  • Causar un efecto analgesico.

  • Liberar las restricciones presentes a nivel de la fascia

  • Liberar puntos gatillo de los músculos afectados

  • Permitir el aumento del rango articular

Siendo indicado directamente sobre las siguientes patologías:

  • Síndrome del dolor miofascial o restricciones a nivel de la fascia.

  • Cefaleas tensionales o contracturas musculares.

  • Dolores inespecíficos establecidos a nivel del hombro principalmente.

  • Artrosis, escoliosis u alguna otra patología articular

  • Fibrosis muscular

  • Tendinitis musculares (codo de tenista, codo de golfista, rodilla de saltador, entre otras)

  • Por otra parte su aplicación puede ser contraindicada en casos como:

  • Miedo a las agujas

  • Problemas de coagulación

  • En casos de mujeres embarazadas o en periodo de gestación no se puede aplicar en zonas cercanas a la región abdominopélvica

  • Zonas en donde existan cicatrices o heridas abiertas.  

Por lo general, la aplicación de la punción seca va acompañada de algún otro método complementario, principalmente mediante la terapia manual o aplicación de ejercicio terapéutico, donde se pueden encontrar:

  • Técnicas de inducción miofascial: Donde aplican distintas técnicas superficiales y profundas en función de liberar el tejido miofascial restringido, promoviendo el movimiento de los tejidos blandos.

  • Técnicas osteopáticas: En la cual, se pueden manipular las diferentes superficies articulares y tejidos blandos con el objetivo de lograr un aumento del rango articular y mitigación del dolor

  • Aplicación de agentes físicos, principalmente la termoterapia, en donde se puede aumentar la temperatura local del tejido deseado.

Finalmente, se puede llegar a la conclusión de que ante dichas patologías que afectan considerablemente la salud y que pueden llegar a ser limitantes, el abordaje mediante la fisioterapia y punción seca realmente puede ser de mucha ayuda en cuanto a la mitigación de los síntomas presentes.
De igual manera, si quieres aprender un poco más sobre las técnicas manuales te recomendamos nuestro curso de terapia manual ortopédica donde podrás profundizar en muchas otras técnicas de tratamiento.

Referencias bibliográficas

  1. Pilaj A. Terapia miofascial: Induccion miofascial. Nueva York, NY, Estados Unidos de América: McGraw-Hill; 2003.

  2. Cameron M. Agentes físicos en rehabilitación. Bogota DC, Colombia: Panamericana Editorial Ltda; 2009

Autor: Óscar Carrero

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Parámetros, usos y efectos analgésicos de la estimulación eléctrica transcutánea
Autor: Jessika Castellanos Angulo
Dolor referido visceral: bases fisiológicas
Autor: Ismael Romero
Musculatura cervical y trastornos cervicales ¿Qué cambios se producen en el sistema musculoesquelético en los desórdenes de la columna cervical?
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
La ecografía aplicada al dolor lumbar crónico: multífidos
Autor: Ivan SUAREZ PEREZ

Publicaciones relacionadas

Experiencia personal del quinto seminario de especialista en disfunción craneocervicomandibular y dolor orofacial
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
Cambios en la estructura cerebral en pacientes con dolor miofascial crónico
Autor: Luis Jordán Medina García
Abordaje fisioterapéutico en fibromialgia
Autor: ESTHER JAREÑO MOLINA
Cervicalgía y hombro. ¿Puede afectar el hombro a mi dolor cervical? Incluso, ¿Puede esto afectar a mi ATM?
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
Logo Logo
Espere un momento ...