Logo Logo
Cargando...

Prescripción de actividad física en niños con cáncer

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

El cáncer infantil se desarrolla a raíz de mutaciones genéticas, que no son más que cambios en los genes de unas células que aún se encuentran en proceso de crecimiento. Para aprender a realizar un abordaje de fisioterapia en un paciente con cáncer de cabeza, pulsa aquí. Algunos de los principales tipos de cáncer en niños de 0 años a 14 años de edad son leucemia linfocítica aguda, neuroblastoma, cáncer encefálico y otros tumores del sistema nervioso central. Independientemente del tipo de cáncer que presente el niño, conforme las células cancerígenas van creciendo, éstas van consumiendo los nutrientes del cuerpo, absorbiendo la energía del infante, destruyendo órganos y/o huesos y debilitando las defensas del organismo contra otras enfermedades.

Existe gran evidencia científica acerca de los beneficios de la actividad física sobre la salud, entre ellos numerosos estudios confirman que la actividad física está asociada con un riesgo menor de presentar algunos tipos de cáncer y en pacientes a los que por medio del diagnóstico se ha determinado que tienen con cáncer y en ellos se ha demostrado que la realización de actividad física reduce los efectos secundarios de la medicación.

Por ello la prescripción de ejercicio debe incluirse dentro de las necesidades terapéuticas ?tanto de adultos como de niños con cáncer? como un medio de prevención y tratamiento.

Según lo antes mencionado, este artículo presenta las alteraciones que ocurren en diversos sistemas corporales de los infantes con cáncer, las relaciones entre el cáncer en los niños y la actividad física, y por último, las directrices que se deben seguir para prescribir ejercicio en niños con cáncer.

Actividad física ? recurso natural para estar sano

El fisioterapeuta Néstor Sánchez nos hablará en el siguiente vídeo sobre la manera  de cómo utilizar la actividad física para mantenerse con óptima salud. 

La mayoría de las personas conocen la importancia que tiene el movimiento para mantenerse sano y es la razón por la que conseguimos constantemente personas que cada semana comienzan o quieren comenzar una rutina de alguna actividad física.

Es necesario que toda persona conozca que no existe ningún individuo sedentario que se encuentre sano, siempre será necesario realizar una actividad física (gimnasio, yoga, pilates, correr, manejar bicicleta, etc.) Pero se debe conocer hasta qué punto es saludable realizar actividad física.

Continúa viendo este vídeo y aprende los beneficios de realizar actividad física para la salud de las personas.

Alteraciones que se presentan en diversos sistemas corporales de los niños con cáncer

Los cánceres en niños se suelen tratar con cirugía, quimioterapia, radioterapia, inmunoterapia y trasplante de células madres. Cuando un niño pasa por cualquiera o varios de estos tratamientos puede presentar retraso del crecimiento y desarrollo, disfunción cognitiva, disminución de la función neurológica, compromiso cardiopulmonar, secuelas musculoesqueléticas y neoplasias secundarias. (1)

También existe deterioro de la aptitud física que incluye típicamente: reducción de la función cardiopulmonar, disminución de la fuerza muscular, fatiga y alteración de la función física. Además, los niveles reducidos de actividad física tanto durante como después del tratamiento para el cáncer infantil pueden contribuir al desacondicionamiento cardíaco y a la atrofia del músculo esquelético, limitando en última instancia las oportunidades de participación en actividades recreativas y cotidianas que dependen de una adecuada aptitud física. (2)

La revista Hormone Research publicó un artículo donde se estudió el efecto del tratamiento con corticoesteroides, quimioterapia y radioterapia en el crecimiento de los huesos en niños con cáncer, arrojó que dichos tratamientos tienen la potencialidad de limitar el crecimiento óseo debido al daño hacia los condrocitos y osteoblastos, en algunos casos éstos daños son irreversibles y no pueden ser corregidos con la hormona de crecimiento.(3)

La revista Nutrition & Dietetics publicó un artículo que apunta disminuciones significativas en la fuerza muscular durante y después de finalizado el tratamiento de cáncer en niños. Existen dos factores que condicionan esta atrofia muscular: en primer lugar, los individuos suelen ser más sedentarios que sus pares sanos y en segundo lugar, el tratamiento del cáncer en sí puede interferir con el proceso de hipertrofia muscular. (4) Sin embargo, si los niños se mantuviesen físicamente activos durante el tratamiento serían capaces de disminuir la atrofia muscular, con la esperanza de retener la masa muscular que tenían antes del tratamiento.

Relación entre el cáncer en los niños y la actividad física

La evidencia científica sugiere que los niños con cáncer son más sedentarios que sus coetáneos saludables. (5) Por lo tanto, podemos decir que el cáncer produce una disminución de la cantidad de actividad física en los niños que la padecen. Tres potenciales explicaciones han surgido en la literatura:

  1. Fisiológica: los niños con cáncer y los sobrevivientes son menos activos debido a la fatiga que experimentan como resultado adverso de la quimio y radioterapia. Algunos de estos efectos secundarios ?fatiga, atrofia muscular, retraso en el crecimiento, náuseas, depresión, ansiedad, pérdida del apetito, dificultad para respirar, insomnio, cambios de humor, entre otros? provienen del intento del cuerpo de combatir el cáncer por sí mismo, mientras que otros provienen del uso de estos químicos para combatir el cáncer. (3,5)

  2. Los supervivientes de cáncer infantil están sujetos a un ?espectro de desuso? insidioso como resultado de un enfoque demasiado cauteloso hacia la actividad física promovido por padres, médicos, maestros y otros. Además, múltiples factores personales y ambientales interactúan para influir en la participación de actividades físicas como lo son: apoyo familiar, autoeficacia, actitud, disponibilidad de tiempo, influencia y apoyo de los compañeros, clima, transporte y acceso a instalaciones seguras y apropiadas para el ejercicio. (5,6)

  3. Al momento del diagnóstico y duración del tratamiento estos coinciden con el período en el cual los niños son introducidos a los deportes organizados por lo cual nunca llegan a conectarse con las diferentes opciones de actividades físicas debido a la gran cantidad de tiempo que invierten en múltiples citas médicas y hospitalizados, además del temor acerca de lo que piensan los compañeros sobre el desempeño al momento de realizar la actividad física pues en muchas ocasiones pueden presentar dolor, debilidad, fatiga, náuseas y limitaciones motoras. (5,6)

Entre tantas razones, la disminución de la cantidad de actividad física en niños con cáncer puede deberse a que el ejercicio no suele ser motivador ni práctico para ellos. Los motivadores para la participación en actividades físicas en la población adolescente con cáncer incluyen divertirse, sentirse bien consigo mismo, conectarse con amigos y hacer actividades apropiadas para la edad, así como obtener beneficios para la salud como el control de peso, la reducción del estrés, el aumento de la energía y de la flexibilidad y un buen estado físico. (6)

Componente afectivo del movimiento

En el siguiente vídeo hablaremos de los beneficios que proporciona el ejercicio a los pacientes.

Buscaremos entender porque los pacientes hacer  o no hacen ejercicio y ayudarlos a que entiendan porque deben mantener las rutinas de ejercicio.

Componente afectivo del movimiento: cuando hablamos de movimiento óptimos nos referimos a distintos elementos, ya que es un planteamiento holístico en el que se toman en cuenta todos los aspectos de las personas, no solo su trabajo muscular sino también como cada componente va a influir en el movimiento.

Actualmente existe un problema a nivel mundial y es que a pesar de que a las personas se les sugiere realizar ejercicio constantemente, la realidad es que la mayoría mantiene un comportamiento sedentario.

Te invito a continuar viendo este vídeo.

Directrices sobre la prescripción de actividad física en niños con cáncer

A partir de la investigación realizada y utilizando un formato que imita las recomendaciones de la American College of Sports Medicine (ACSM), a continuación os dejo un conjunto de directrices para la prescripción de ejercicio en niños con cáncer.

Ejercicios aeróbicos y de resistencia

Una investigación (7) realizada en el 2009 estudió el impacto de la actividad física en sobrevivientes de cáncer analizando cómo los ejercicios ?aeróbicos y de resistencia? afectaron sus efectos secundarios a largo plazo y su calidad de vida. Se demostró que el ejercicio aeróbico reduce la fatiga crónica, las náuseas, la ansiedad, los trastornos del sueño y la depresión además de aumentar la capacidad aeróbica.

El entrenamiento de resistencia progresiva disminuyó la fatiga crónica y la grasa corporal mientras que aumentó la función cognitiva, la fuerza muscular, la calidad de vida en general y la autoestima.

Esta investigación apoya la prescripción de ejercicio que propongo más adelante. La prescripción incluye ejercicio aeróbico y anaeróbico con el fin de aliviar algunos de los efectos secundarios del tratamiento como los trastornos del sueño, la ansiedad y las náuseas.

Mediante la realización de ejercicio aeróbico puede mejorar la anemia en niños con cáncer mediante el aumento natural del número de glóbulos rojos producidos a través de un aumento de la hormona eritropoyetina. (7,8) Con un aumento de los glóbulos rojos y una disminución de la anemia, parte de la fatiga crónica puede disminuir también. Esta disminución en la fatiga podría conducir a mayor motivación y mejor estado de ánimo, ayudando aún más al niño después del tratamiento del cáncer.

Del mismo modo, la depresión ?otro efecto a largo plazo del cáncer? también mejorará con el ejercicio.(7, 9, 10) La manifestación de la depresión puede incluso no ocurrir si la prescripción de actividad física en niños con cáncer se realiza en etapas tempranas. Sin embargo, si se produce, lo más probable es que la depresión sea menos severa que en los niños físicamente inactivos.

Los beneficios que se observan al realizar ejercicios de resistencia también son importantes, como el aumento de la función cognitiva y de la fuerza muscular. (9, 10) Al prescribir este tipo de ejercicios no se busca hipertrofia muscular, sino más bien ayudar a los niños con cáncer a lograr la independencia en sus actividades cotidianas y a mejorar su fuerza y resistencia en general para permitirles mantenerse al día con sus compañeros.

Actividades físicas en bipedestación con carga del peso corporal

Otro estudio (9) realizado en el 2012 estudió el impacto del ejercicio en hombres que recibían terapia de privación de andrógenos para el cáncer de próstata. Tras la prescripción y realización de actividad física se encontraron aumentos en la masa magra y el equilibrio, junto con disminución de pérdida ósea y masa grasa ?variables que se ven afectadas por la terapia de privación de andrógenos.

Uno de los hallazgos principales del estudio fue que los ejercicios que se realizan de pie (utilizando como carga el peso corporal de uno mismo) fueron cruciales para prevenir la pérdida ósea durante el tratamiento del cáncer.

Este hallazgo apoya las actividades físicas en bipedestación con carga del peso corporal que se prescriben más adelante ya que la pérdida ósea asociada con el cáncer podría ser especialmente perjudicial durante la infancia, etapa en que los huesos todavía se están formando.

Entrenamiento neuromuscular

En esta propuesta de prescripción de ejercicios para niños con cáncer se incluye también el entrenamiento neuromuscular debido a que diversos artículos de investigación encontraron déficits en el equilibrio después del tratamiento del cáncer. (7, 9, 11, 12) Un deterioro del sistema neuromuscular durante la infancia puede conducir a un mayor deterioro durante la edad adulta. Además, con el aumento del riesgo de baja densidad ósea (7, 9, 12), el entrenamiento neuromuscular y del equilibrio se vuelven imperativos.

Minimizar el riesgo de caídas es crucial para limitar el número de fracturas en esta población, ya que la mayoría de estos niños consumirán inmunosupresores, lo que a menudo conduce a una mala reparación de cualquier lesión o fractura que ocurra.

Actividades físicas que deberían realizar los niños con cáncer

Las siguientes directrices se adaptan a las dadas por la American College of Sports Medicine (ACSM) para niños y adolescentes. Se requiere supervisión médica ?en todo momento? para estos niños mientras se adaptan y comprometen con la realización de actividad física, especialmente durante las dos primeras fases.

Precauciones que se deben tomar en cuenta al prescribir actividad física en niños con cáncer

A pesar de los muchos beneficios del ejercicio para los supervivientes del cáncer, los problemas particulares de cada uno de ellos pueden afectar la capacidad de realizar actividad física. Además, los efectos del tratamiento del cáncer pueden aumentar el riesgo de lesiones y los efectos adversos relacionados con el ejercicio, por lo que se aconsejan las siguientes precauciones (13):

  • Los niños con anemia severa deben realizar sólo actividades de la vida diaria retrasando el ejercicio hasta que se mejore la anemia.

  • Los niños con la función inmune comprometida deben evitar gimnasios y piscinas públicas hasta que su conteo de glóbulos blancos vuelva a niveles seguros. A los supervivientes con trasplante de médula ósea generalmente se les aconseja evitar dichos lugares públicos durante un año.

  • Los niños que experimentan fatiga severa debido al tratamiento deben ser animados a realizar por lo menos 10 minutos de ejercicios ligeros a diario.

  • Los supervivientes sometidos a radiación deben evitar exponer la piel irradiada al cloro (por ejemplo, de las piscinas).

  • Los niños con catéteres permanentes o tubos de alimentación deben ser cautelosos al realizar ejercicio y evitar el entrenamiento de resistencia de los músculos en el área del catéter para evitar su desprendimiento.

  • Los supervivientes con comorbilidades múltiples o incontroladas deben consultar con sus médicos con respecto a las modificaciones que deben aplicarse a su programa de ejercicio.

  • En el caso de los niños con cáncer que eran sedentarios antes del diagnóstico, se deben prescribir actividades de intensidad ligera que deben progresar lentamente.

Conclusión

Según diversas investigaciones los niños y adolescentes sobrevivientes de cáncer deben realizar al menos 1 hora de ejercicio de intensidad moderada o intensa a diario, realizando ejercicio vigoroso por lo menos 3 veces a la semana. Las actividades deben ser apropiadas, agradables y variadas para la edad de cada niño, incluyendo actividades deportivas tanto en la escuela, en la casa y en la comunidad.

Para ayudar a alcanzar estas metas los niños y adolescentes deberían tener clases diarias de educación física en la escuela, y en casa los padres deben brindar apoyo limitando el ?tiempo de pantalla? (ver televisión, jugar videojuegos, revisar las redes sociales en la computadora o teléfono, etc.).

Referencias Bibliográficas

  1. Moore SW. ?Developmental genes and cancer in children?. Pediatric Blood and Cancer; 2009.

  2. Huang T and Ness K. ?Exercise interventions in children with cancer: a review? International Journal of Pediatrics; 2011.

  3. Siebler T, Shalet S and Robson H. ?Effects of chemotherapy on bone metabolism and skeletal growth?. Hormone Research; 2002.

  4. Ikeda EB, Collins CE, Alvaro F, Marshall G and Garg ML. ?Wellbeing and nutrition-related side effects in children undergoing chemotherapy?. Nutrition & Dietetics; 2006.

  5. Chamorro C, Wurz A and Culos-Reed N. ?Promoting physical activity in pediatric oncology. Where do we go from here?? Frontiers in Oncology, 2013.

  6. Wright M. ?Physical activity participation and preferences: developmental and oncology related transitions in adolescents treated for cancer?. Physiother Can; 2015.

  7. Mustian KM, Sprod LK, Palesh OG, Peppone LJ, Janelsins MC, Mohile S and Carrol J. ?Exercise for the management of side effects and quality of life among cancer survivors?. Current Sports Medicine Reports (ACSM); 2009.

  8. Folloder J. ?Effects of darbepoetin alfa administered every two weeks on hemoglobin and quality of life of patients receiving chemotherapy?. Oncology Nursing Forum; 2005.

  9. Newton RU and Galvão DA. ?Exercise medicine for prostate cancer?. European Reviews of Aging & Physical Activity; 2013.

  10. Uth J, Hornstrunp T, Schmidt JF, Christensen JF, Frandsen C, Christensen KB, Helge EW, Brasso K, Roeth M, Midtgaard J and Krustrup P. ?Football training improves lean body mass in men with prostate cancer undergoing androgen deprivation theory?. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sport; 2014.

  11. Hile ES, Fitzgerald GK and Studenski SA. ?Persistent mobility disability after neurotoxic chemotherapy?. Physical Therapy; 2010.

  12. Ikeda EB, Collins CE, Alvaro F, Marshall G and Garg ML. ?Wellbeing and nutrition-related side effects in children undergoing chemotherapy?. Nutrition & Dietetics; 2006.

  13. Rock CL, Doyle C, Demark-Wahnefried W, et al. ?Nutrition and Physical Activity Guidelines for Cancer Survivors?. CA Cancer J Clin; 2012.

Autor: Lorena Miranda Márquez

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Hipoterapia en Parálisis Cerebral
Autor: Noemí Moreno Segura
El dolor total en niños con deterioro neurológico grave: revisión de la evidencia
Autor: Brenda Magali Rivera Moreno

Publicaciones relacionadas

Hipoterapia en Parálisis Cerebral
Autor: Noemí Moreno Segura
El dolor total en niños con deterioro neurológico grave: revisión de la evidencia
Autor: Brenda Magali Rivera Moreno
Logo Logo
Espere un momento ...