Logo Logo
Cargando...

Importancia de la fisioterapia estética tras la liposicción

Ultima edición: Noviembre 15, 2023, 03:44 Hrs

La liposucción o lipoplastia es una de las técnicas quirúrgicas en cirugía estética más demandadas por la sociedad actual.

En el siguiente artículo, hablaremos en qué consiste este procedimiento quirúrgico, las distintas formas de realizarlo y los síntomas y/o complicaciones más frecuentes tras dicha intervención estética.

Así mismo, hablaremos de la importancia del tratamiento de fisioterapia precoz tras la cirugía, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente lo antes posible.

Introducción

En las últimas dos décadas ha aumentado considerablemente la demanda social de intervenciones de cirugía estética con el fin de conseguir una apariencia física deseada, en base a los cánones establecidos por la sociedad. De entre todas ellas, la cirugía más solicitada, es la liposucción o la también llamada lipoplastia o lipoescultura. (1,2,3)

La liposucción se define como la técnica médico- quirúrgica por la que se logra extraer grasa subcutánea de zonas localizadas y concretas, para el tratamiento de lipodistrofias o excesos de grasas periféricos, no siendo útil para el tratamiento de obesidad generalizada. Gracias a ello, se consigue una modelación del contorno físico, adaptando la silueta, al peso y estatura del paciente. (1,2,3)

Esta cirugía estética está indicada para la eliminación de adiposidades localizadas en las zonas de: abdomen, trocánteres, zona crural interna, rodillas, supramaleolar, glútea, caderas y flancos, mamaria, brazos y submentoniana entre otras. (2,3)

Los candidatos ideales para la realización de esta técnica, son personas con adiposidades localizadas, cercanas a su peso ideal, las cuales no pueden ser tratadas con tratamientos menos invasivos, a los que hay que descartar otras patologías importantes asociadas y con un perfil psicológico estable. Además es importante una buena elasticidad de la piel y un buen tono muscular para conseguir los resultados deseados. (2,3)

Dicha técnica ha sufrido una gran evolución desde que fue creada en el año 1977 por Fisher e Illouz, los cuales utilizaban cánulas cortantes para la extracción de la grasa, de entre 4-5mm. En aquel momento, eran numerosas las consecuencias post-operatorias que sufrían los pacientes como dolor, grandes hematomas, retracciones en la piel, grandes cicatrices (algunas hipertróficas) y una superficie irregular de la piel, por lo que no se lograban alcanzar del todo, los objetivos de estética deseados. (2,4,5)

Es por ello, por lo que la técnica fue evolucionando a partir del año 1986, mediante la utilización de cánulas más delgadas y de punta roma, disminuyendo la presión negativa de succión para el vaciado lipídico y utilizando pliegues naturales o incluso arrugas para el abordaje. (2,4,5)

Tipo de Liposucciones

Para entender cómo debemos de abordar el tratamiento de fisioterapia tras una liposucción, es importante conocer, brevemente, los tipos de liposucción que se realizan.

Previamente, a la técnica quirúrgica, se procede a una tunelización con cánulas de punta roma de entre 2-3mm, por dónde posteriormente, procederán a la técnica de eliminación lipídica. Este procedimiento, puede provocar zonas de fibrosis que deberemos tener en cuenta para los tratamientos de fisioterapia. (2,4,5,6)

Existen diferentes formas de eliminar el tejido graso, que son las siguientes:

Liposucción por aspiración

Es la técnica inicial que se comenzó a usar. Se utiliza una jeringa y se hace un vacío intermitente de la grasa subcutánea. Esta técnica fue avanzando y actualmente, se utilizan equipos de aspiración electromagnética que permiten una succión constante. Suele causar un gran trauma y es frecuente la aparición de grandes hematomas y fibrosis.(2,4,5,6)

 

Vibroplastia

Se utilizan aparatos neumáticos o mecánicos para producir vibraciones que conducen al desprendimiento adiposo; de este modo se facilita, la técnica de liposucción por aspiración.

Este procedimiento produce un menor traumatismo que en la técnica anterior, por lo que habrá menor edema, disminución de la equimosis y menor frecuencia de serosidad, por lo que los

tiempos de recuperación se acortarán. (2,4,5,6)

Lipoplastia ultrasónica

Se utiliza una sonda de ultrasonidos para producir un proceso de cavitación y destrucción de los adipocitos. Cabe mencionar, que las incisiones suelen ser algo más grandes por el tamaño de la sonda ultrasónica, lo que puede provocar mayores cicatrices que con otras técnicas.(2,4,5,6)

Liposucción asistida por radio-frecuencia

Se utiliza una corriente bipolar para producir una diatermia interna y provocar la destrucción del tejido adiposo y una mejora en la contracción de la piel. Como consecuencias negativas, cabe destacar que se pueden producir quemaduras en los tejidos supra o subyacentes.(2,4,6)

Liposucción láser

Se basa en la utilización del láser para la eliminación del tejido adiposo y mejora del estado de la piel. Además requiere de incisiones más pequeñas, por lo que presumiblemente, los tiempos de recuperación se acortan y existen menos complicaciones post-operatorias.

Éste es uno de los grandes reclamos por los que muchas personas prefieren esta intervención frente a otras. A pesar de que es una de las técnicas que más se usa en la actualidad, existe mucha controversia de sus verdaderos beneficios, ya que el efecto térmico que produce el láser es mínimo y por lo que se ha demostrado, produce variaciones metabólicas que favorecen la aparición de quistes grasos.

Para evitarlo, se recomienda una succión o aspiración posterior, que no siempre se realiza, ya que lo que se busca con esta técnica es una mínima invasión y evitar las complicaciones que se han nombrado con anterioridad. (1,2,4,6,7)

 

Complicaciones post-operatorias tras la liposucción

Como se ha venido mencionado durante todo el artículo, existen numerosas complicaciones frecuentes que debemos conocer como fisioterapeutas, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes en la máxima brevedad posible. Las complicaciones más frecuentes y las cuáles deberemos de abordar son las siguientes:

  • Dolor
  • Hematomas/equimosis
  • Seromas
  • Infección
  • Contracturas
  • Edemas
  • Fibrosis
  • Necrosis
  • Hiperpigmentación
  • Limitaciones del movimiento
  • Alteraciones del tono muscular
  • Alteraciones de la piel: depresiones, aumento de celulitis, asimetrías, abultamientos,retracción ...
  • Alteraciones en la sensibilidad (se considera normal hasta los 3 meses tras la intervención)
  • Quistes grasos
  • Cicatrices dolorosas (1,2,3,4)

 

Importancia del tratamiento de fisioterapia tras la liposucción

A pesar de la creciente demanda social por la lipoplastia y las numerosas complicaciones post-operatorias que se pueden producir, existe muy poca literatura científica, acerca de la necesidad de una intervención fisioterápica para mejorar la calidad de vida de los pacientes en la fase post-operatoria. Aunque, la que se ha encontrado, establece que mejora considerablemente la sintomatología de los pacientes y acelera el proceso de recuperación, por lo que, como en cualquier otro post-operatorio, se considera muy importante la figura del fisioterapeuta. (8,9,10)

El objetivo de la fisioterapia tras la liposucción, debe ir encaminada a mejorar la recuperación físico-funcional de los pacientes intervenidos, aliviar el dolor, mejorar la circulación local, controlar y/o evitar la aparición de posibles complicaciones post-quirúrgicas, así como fomentar el bienestar y calidad de vida.(8)

No se ha establecido de manera exacta, el momento de inicio de los tratamientos de fisioterapia, ya que como se ha nombrado anteriormente, no existe a penas bibliografía al respecto.

Actualmente, la prescripción de fisioterapia no está protocolizada, por lo que está supeditada a la voluntad del médico. Aun así, existen algunos artículos, que indican que debe comenzarse a las 48 horas tras la intervención, para facilitar, en esos dos días, la reabsorción de la grasa y la disminución relativa de la inflamación. A partir de entonces, comenzaría la intervención del fisioterapeuta. (3,5,8,9,10)

En una fase post-operatoria inicial (48h tras la intervención hasta los 10 días aproximadamente), el tratamiento de fisioterapia debe ser suave y no invasivo, y perseguirá como fin, la reducción del edema, la equimosis, aliviar el dolor e impedir la aparición de fibrosis, adherencias subcutáneas y cicatrices patológicas.

Para ello, está indicado el drenaje linfático manual, los ultrasonidos, el TENS y el vendaje neuromuscular. Todo ello, se complementará, con una faja de lycra de contención abdominal (la cual siempre prescribe el cirujano) con una presión entre 15-21 mmHG. La faja, se utilizará durante las dos primeras semanas durante todo el día y las dos semanas siguientes se podrá retirar durante la noche. (3,5,8,9,10)

Posteriormente, se puede complementar con otras técnicas más intensas como el masaje (comenzará a la semana de la intervención) con el fin de evitar fibrosis (desde el punto de vista de estética, se considera unas de las complicaciones que más insatisfacen a los pacientes y que más limitaciones provoca en la recuperación de los pacientes). (3,5,8,9,10)

En lo que concierne a la actividad física, el paciente deberá de restablecer la marcha a las 48h tras la intervención e ir progresivamente aumentando la intensidad y la frecuencia, en función de su estado, hasta recuperar la normalidad en cuanto al ejercicio físico a las 2-4 semanas de la intervención. En este punto, será indispensable que el paciente potencie el tono muscular, recupere la movilidad articular y fomente las condiciones cardio-respiratorias. (3)

Los tratamientos de fisioterapia se pueden complementar con muchas otras técnicas, aquí, sólo se han citado, de las que se ha obtenido información científica, pero dada la escasez de la misma, el fisioterapeuta deberá mejorar la calidad de vida de estos pacientes, basándose en la sintomatología de los mismos y en sus necesidades físico-funcionales, siempre y cuando se respeten los tiempos de recuperación que se han citado.

Conclusiones

Como nos hemos venido refiriendo a lo largo de todo el artículo las referencias bibliográficas y la literatura científica, acerca de la necesidad de la fisioterapia estética tras la liposucción, son muy escasas. Por ello, se debe profundizar más en su estudio, con el fin de mejorar la calidad asistencial e interferir en la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Por otra parte, la figura del fisioterapeuta tras las intervenciones de cirugía estética, en la sociedad actual, no suele estar protocolizado, quedando a expensas de posibles derivaciones del cirujano, los cuales a menudo, desconocen los beneficios que la fisioterapia estética puede aportar, en la reducción del tiempo de recuperación.

Este desconocimiento, junto con la necesidad de mejora sintomatológica de los pacientes, hace, que en ocasiones, éstos acudan a profesionales no cualificados, pudiendo producir efectos adversos a los deseados.

Por todo lo que se ha citado anteriormente, se considera muy importante, la defensa de la figura del fisioterapeuta tras las intervenciones de cirugía estética, así como mayor estudio y fomento de conocimientos, de cómo debemos hacer los tratamientos a dichos pacientes. Con ello, mejoraremos la calidad de vida de los mismos y evitaremos posibles complicaciones a largo plazo.

Refencias bibliográficas

1- Gentileschi Stefano, MD Servillo Maria, MD D'Ettorre Marco, MD Salgarello Marzia: Abdominal Subcutaneous Mass After Laser-Assisted Lipolysis and Immediate Multiple Treatments with a Dual-Wavelength Laser, Vacuum and Massage Device. 2016. Aesthetic Surgery Journal (36), 144-149.

2- Pinto Raúl, Miller Kobisher Blanca, García Guevara Víctor. Manual práctico de medicina estética. Buenos Aires: ediciones World Congress S.A. 2003. 317-327.

3- Vallejo Jaime. Cirugía estética para todos. E-book: www.librocirugiaestética.com. 60-72.

4- Shiffman Melvin A, Di Giussepe Alberto. Liposuction. Berlin: ediciones Springer. 2016. 251, 263-270, 1180-1186.

5- Rubin J Peter, Jewell Mark, Richter Dirk, Uebel Carlos. Body Counturing & Liposuction. Elsevieer Saunders. 2103. 479-494.

6- Brown David L, Borschel Gregory H, Levi Benjamin.University of Michillagan Medical School. Michigan Manual of Plastic surgery. Philadelphia: LIPPINCO TT WILLIAMS & WILKINS, A WO LTERS KLUWER BUSINESS. 2014. 325-326

7- MD Kulick Michael I: Commentary on: Abdominal Subcutaneous Mass After Laser-Assisted Lipolysis and Immediate Multiple Treatments with a Dual-Wavelength Laser, Vacuum, and Massage Device. 2016. Aesthetic Surgery Journal (36), 150-152.

8- Masson Igor F.B, De Oliveira Bruna D.A, Perez Machado Aline Fernanda, Farcic Thiago Saikali, Esteves Júnior Ivaldo, Schiavinato Baldan Cristiano: Manual lymphatic drainage and therapeutic ultrasound in liposuction and lipoabdominoplasty post-operative period. 2014. Indian J Plast Surg 47(1): 70?76.

9- Da Silva Milla Pompilio, Liebano Richard Eloin, Rodrigues Victor Ales, Abla Luiz Eduardo Felipe, Ferreira Lydia Masako: Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation for Pain Relief After Liposuction: A Randomized Controlled Trial. 2015. Aesthetic Plastic Surgery 39(2): 262-269

10- Cook WR Jr: Utilizing external ultrasonic energy to improve the results of tumescentliposculpture.1997. Dermatol Surg 23 (12): 1207-1211.

Autor: ESTHER JAREÑO MOLINA

¿Que piensas de la publicación?

Sin comentarios para la publicación

Publicaciones recientes

Parámetros, usos y efectos analgésicos de la estimulación eléctrica transcutánea
Autor: Jessika Castellanos Angulo
Dolor referido visceral: bases fisiológicas
Autor: Ismael Romero
Musculatura cervical y trastornos cervicales ¿Qué cambios se producen en el sistema musculoesquelético en los desórdenes de la columna cervical?
Autor: Javier ASENSIO RUIZ
La ecografía aplicada al dolor lumbar crónico: multífidos
Autor: Ivan SUAREZ PEREZ

Publicaciones relacionadas

Diagnóstico diferencial hombro doloroso
Autor: Noemí Moreno Segura
Artrogriposis múltiple congénita infantil: diagnóstico, causas y tratamiento en fisioterapia
Autor: Administrador Fisioterapia
Punción seca. Qué es, tipos, indicaciones y contraindicaciones
Autor: Tatyana
La intervención fisioterapéutica en pacientes hospitalizados con EPOC
Autor: Pamela Lisset Lara Cabrera
Logo Logo
Espere un momento ...